Kirui, la fiebre keniana del oro

Los atletas de Kenia jugaron con sus rivales, como el gato con el ratón, y sumieron al país africano en una auténtica fiebre del oro en Daegu, donde batieron el récord del país con siete medallas doradas y un total de 17 preseas.

La séptima medalla de oro, obtenida por Abel Kirui en el maratón, rubricó el mejor resultado de Kenia en un Mundial de atletismo desde que se disputó por vez primera, en 1983. Tras 2:07.38 horas concluyó la misión oro del atleta de 29 años en el maratón. Sus compatriotas no pudieron resistir el ataque en el kilómetro 30.

Vincent Kipruto, tras los 42,195 kilómetros, cruzó la meta a 2.28 minutos del ganador. El etíope Feysa Lilesa (2:10.32) impidió un triplete keniano como el logrado en el maratón femenino. Kirui terminó la carrera sin muestras de cansancio, dobló la rodilla y besó el suelo, después de cubrir la segunda parte de la prueba dos minutos y medio más rápidos que los primeros 21,1 kilómetros. Su cambio de ritmo no lo pudo resistir nadie: los 14.18 minutos entre el kilómetro 25 y el 30 fueron los 5.000 metros más rápidos corridos jamás en la historia del maratón.

Ya en el primer fin de semana las kenianas arrasaron: oro, plata y bronce en maratón y los cuatro primeros puestos en los 10.000 metros. El festival prosiguió y los espectadores surcoreanos casi se aprendieron de memoria el himno nacional del país africano. El plusmarquista mundial de 800 metros, David Rudisha, Ezekiel Kemboi (3.000 metros obstáculos) y Vivian Cheruiyot (5.000) mantuvieron a Kenia rumbo al oro. Además, la ex campeona mundial Janeth Jepkosgei conquistó ayer un nuevo bronce en los 800 metros.

"El secreto de los éxitos kenianos es que los entrenadores personales de los atletas pueden estar presentes en los campos preparatorios antes de los grandes campeonatos, y no sólo los entrenadores del equipo nacional", explicó Jos Hermens, preparador de los atletas holandeses. En opinión de Idriss Gonshinska, técnico de la Federación Alemana, el motivo es más obvio: "Kenia es tradicionalmente un país de corredores. Sus atletas poseen un gran fuerza, tienen un hambre de éxitos increíble y entrenan muy fuerte".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios