fútbol internacional

Icom Udea rola a UdeUSA

  • El equipo de Javi Malla prescinde del algecireño Joel Expósito para firmar al quinto estadounidense de su plantilla, el escolta Dominic Oliver

Francis Tomé, preparador del CB Marbella La Cañada. Francis Tomé, preparador del CB Marbella La Cañada.

Francis Tomé, preparador del CB Marbella La Cañada. / marbella24horas

Icom Udea ha tomado una última medida que se encamina a abandonar su condición de equipo de y para los algecireños y dirigirse hacia la americanización total. El club, argumentando cuestiones laborales del baloncestista, ha decidido prescindir del algecireño Joel Expósito para fichar al que se convierte en el quinto estadounidense de su plantilla, es escolta norteamericano Dominic Oliver

El ahora cortado Expósito, ausente la pasada jornada, fue hace dos semanas el tercer máximo anotador de los udeístas en el último partido de la fase regular, el que los de Javi Malla perdieron en Córdoba a manos del Yosiquesé. El recién llegado (1,83 y 88 kilos) nació en 1990 y ostenta doble nacionalidad bahameña y estadounidense. Es originario de Cheltenham, en el estado de Maryland.

Es verdad que Udea nos llega después de tres derrotas, pero tiene a Malla de entrenador"

El debut de Oliver está previsto mañana (18:00) en Marbella, en la cancha del tercer clasificado, justo por detrás de Icom Udea, con una victoria menos. Ambos conjuntos comenzaron la segunda fase con derrota.

El técnico del CB Marbella es Francis Tomé, que entiende que su rival es "junto con Cazorla" el conjunto "físicamente más fuerte" de esta denominada fase por el título "tanto en su juego interior como por fuera".

"Es verdad que llega después de tres derrotas, pero tiene la suerte de tener a Javi Malla, que es un gran entrenador, y seguro que no sólo ha hecho ya un diagnóstico de cuál es el problema, si es que existe un problema, sino que también tendrá pensada una solución", abunda Tomé.

"Nunca tuve claro si podíamos estar tan arriba", sostiene en referencia a la marcha del conjunto que dirige. "La verdad es que me satisface que el equipo haya jugado tan bien y haya ganado tantos partidos, porque parte de nuestra plantilla es muy joven y no esperaba que fuésemos capaces de competir tan bien".

"Ahora nos toca jugar con Udea y afrontamos el partido como lo hicimos ante Huelva, con la ilusión de hacer el mejor baloncesto posible e intentar ganar", recalca el entrenador costasoleño, que tiene el convencimiento de que todos los rivales "han preparado de manera especial" los partidos ante su escuadra.

"Éramos el rival a batir y con Algeciras sucederá lo mismo y tratará de ganarnos, más aún porque llevan tres partidos sin vencer y no se puede desenganchar", abunda.

Tomé entiende que existe paridad de fuerzas entre los equipos de esta segunda fase y que es "muy difícil ganar fuera de casa" pero desliza que Melilla acabará por convertirse en serio candidato a disputar la final a cuatro "por los problemas que tienen los clubes con norteamericanos para desplazarlos allí", que le otorga a los norteafricanos "una importante ventaja" cuando juegan en casa. "Además cuentan con una plantilla con mucho potencial, como demostraron ante Algeciras", recalca.

En la plantilla de los malagueños militan dos viejos conocidos de la comarca. Por un lado Evan Maxwell, que la temporada pasada militó en la ULB, y por otro un auténtico ilustre, Richi Guillén (ex de Algeciras y Los Barrios), que además finalizó la primera fase como el jugador más valorado de toda la Conferencia Sur. "Tener a Ricardo Guillén es una garantía, no solo por lo que aporta él, sino por lo que hace jugar a los demás", finaliza Tomé, que trabaja junto al pívot canario desde hace años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios