Atletismo l Campeonato de España en pista cubierta

Hamdoum se confirma

  • El vallista algecireño se queda a milésimas de segundo de la medalla de bronce en una prueba en la que Quiñónez recorta cuatro centésimas al récord nacional

Comentarios 4

El corredor algecireño Amin Hamdoum, del Bahía, se confirmó ayer como una de las figuras del atletismo español después de conseguir la cuarta plaza en la final de los 60 metros vallas del Campeonato de España de atletismo en pista cubierta. A pesar de ser de la categoría promesa, el algecireño se codeó con los mejores y se quedó a escasas milésimas de segundo de la medalla de bronce.

El vallista algecireño brilló en su semifinal, con un tiempo de 8.10 que le dio el pase a la final con una tercera plaza. En la gran final, en la que compitió con los mejores atletas de la especialidad, marcó un crono de 8.06 que le dejó a milésimas de segundo del tercer clasificado, Francisco Ruiz. La plata fue para Felipe Vivancos (7.70), pero el protagonismo fue para Jackson Quiñónez, que reforzó sus esperanzas de meterse en la final de 60 metros vallas de los Mundiales de Valencia con una marca de 7.52 en los Campeonatos de España que le dio título, récord nacional y tercera mejor marca mundial del año,

La participación del Bahía de Algeciras se cerró con la desafortunada actuación de José Antonio Copé en triple salto. Después de dos saltos válidos de 14,33 y 13,81, y un nulo, sufrió molestias en el abductor y abandonó la competición.

La jornada registró un relevo en 800 y 1.500 metros en beneficio de Luis Alberto Marco y Arturo Casado. Quiñónez, que tenía el récord anterior en 7.56 desde el 26 de febrero de 2006, aprovechó, una vez más, la feroz competencia de Felipe Vivancos para rebajar en cuatro centésimas su récord de España y presentar su candidatura a la final del Mundial, dentro de dos semanas en esta misma pista.

Sólo el cubano Dayron Robles (7.33) y el ruso Evgeny Borisov (7.44) han sido más rápidos que Jackson Quiñónez este año.

El madrileño Arturo Casado se proclamó por vez primera campeón de España de 1.500 metros en pista cubierta batiendo a Higuero, que aspiraba a ganar su sexto título pero llegó mal colocado al esprint en una carrera lenta.

Mayte Martínez convirtió en un trámite la final de 800, en la que obtuvo su octavo título consecutivo con la ley del mínimo esfuerzo. Con problemas en la planta de un pie, se puso en cabeza desde el principio, mantuvo la posición ante el ataque de Margarita Fuentes-Pila al toque de campana y se fue sola hacia la meta.

La final masculina de 800 tuvo un desenlace inesperado porque Luis Alberto Marco se metió por dentro, cuando nadie contaba con él, para batir a Manuel Olmedo. El campeón de las cuatro vueltas no estará, sin embargo, en los Mundiales de Valencia porque no tiene la marca mínima necesaria.

Javier Bermejo igualó la marca de seis títulos de altura en sala que tiene el histórico Luis María Garriga al apuntarse el cuarto consecutivo. El de Puertollano estará probablemente como invitado en el Mundial, ya que ningún español logró la marca mínima.

8.06

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios