Espectadores de lujo en Caballerizas

  • Los jugadores del equipo español aprovechan sus horas de descanso para conocer uno de los atractivos turísticos de Córdoba, el espectáculo ecuestre Pasión y Duende del Caballo Andaluz.

Comentarios 1

El espectáculo ecuestre Pasión y Duende del Caballo Andaluz contó ayer con unos espectadores de lujo, los cuatro componentes del equipo español de tenis. A pesar de los duros entrenamientos de estos días para estar al 100% para las semifinales de la Copa Davis, los grandes de la raqueta guardaron un hueco de su tiempo de descanso para ver en primera persona uno de los atractivos turísticos de la ciudad.

Desde la primera fila, no perdieron detalle de los movimientos de los equinos de pura raza española. Fernando Verdasco inmortalizó el momento en su móvil de última generación, e incluso comentó con su compañero Feliciano López el resultado de sus instantáneas y vídeos. Nadal, sentado junto al entrenador, Albert Costa, aprovechó los minutos del espectáculo para descansar y mirar en más de una ocasión su teléfono móvil.

El resto de espectadores -componentes de la actual corporación municipal, miembros de colectivos vecinales y agrupaciones- no perdían de vista ninguno de los movimientos del equipo español. Y es que saben que ésta ha sido una oportunidad única para estar sentados casi codo con codo con los grandes del tenis español. Una escasa media hora que quedará en el recuerdo de todos estos cordobeses. Entre ellos, se encontraban el concejal de Fiestas Populares, Rafael Jaén; el teniente de alcalde y concejal de Personal, Administración Pública, Salud Laboral y Agricultura, Rafael Navas; la concejal de Seguridad, Movilidad y Transportes, Ana Tamayo; o  el presidente de la Agrupación de Cofradías, Juan Villalba.

Los aplausos se repitieron en cada uno de los pases del espectáculo, aunque tras finalizar los jugadores se levantaron rápidamente para volver hasta el hotel a descansar. "No podemos pararnos, llegamos tarde a la cena", comentó Verdasco antes de abandonar las Caballerizas Reales. Una misión casi imposible para Nadal, que en varias ocasiones accedió a las peticiones de algunos de los espectadores del espectáculo para hacerse una fotografía con ellos. Feliciano se quedó un poco rezagado del grupo, para no ser víctima de las peticiones de los fans. "Me ha gustado mucho el espectáculo, aunque ya había visto uno similar anteriormente", comentó el tenista mostrando su simpatía.

Pero el momento más complicado se vivió a las puertas del recinto, donde una marea de personas esperaba a los tenistas. Y es que son muchos los que se conocen de arriba a abajo su agenda y los siguen durante todo el día. No se pierden sus entrenamientos y sus salidas y entradas al hotel. De modo que esta visita se convirtió en una gran oportunidad para verlos de cerca. Los golpes y los empujones se repetían, aunque la histeria llegó cuando el entrenador salió abriendo paso a sus chicos. Una estampa que se repite estos días en Córdoba, ya que quién no quiere tener un pequeño recuerdo de la Davis.

Ya en el hotel, Nadal quiso mostrar su agradecimiento por el gran recibiento de los cordobeses a través de su perfil de Facebook. " Ya en Córdoba, muy agradecido por lo bien que me han recibido mis compañeros y los cordobeses. Ahora toca ganar!!! Hoy he ido con el equipo y el capitán a ver un espectáculo de caballos". Palabras que demuestran la sencillez y la calidad de persona de este gran jugador, abanderado de la Armada española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios