xiv campeonato iberoamericano de atletismo

España ya manda en Bahía Sur

  • Las medallas de oro de Rosa Morató (3.000 obstáculos), Mercedes Chilla (jabalina), Conchi Montaner (longitud) y Ayad Lamdassen (5.000) sitúan a la anfitriona líder del medallero por delante de Brasil y Cuba

Comentarios 3

El Campeonato Iberoamericano de San Fernando 2010 comenzó ayer en Bahía Sur con una jornada inaugural que España cerró liderando el medallero gracias a los oros de Rosa Morató, en 3.000 obstáculos; Mercedes Chilla, en jabalina; Conchi Montaner, en longitud, y Ayad Lamdassen, en 5.000, y en la que el velocista portugués, Francis Obikwelu, plusmarquista europeo de los 100 lisos, representó con diferencia la decepción más sonada.

La competición arrancó con una jornada matinal en la que la delegación española no tardó en estrenar su medallero. Fue gracias a la medalla de plata lograda por Julia Takacs en la cita con los 10.000 (43:35.50), donde se impuso la portuguesa Ana Cabecinha con unos 43:31.21 que le otorgaron, amen de la medalla de oro, el récord de los campeonatos. Sin tiempo para digerir la primera alegría nacional, Berta Castells repetía éxito en el lanzamiento de martillo, donde con 68,37 también se alzaba con la plateada presea. El oro iba a parar a la vitrina de la argentina Jennifer Dahlgen (70,91), mientras que la cubana Yipsi Moreno, principal favorita al triunfo, acusó su reciente maternidad y defraudó tras saldar su participación en la prueba con tres nulos.

Ya por la tarde, en la final de lanzamiento de martillo masculino, la delegación nacional saldó su actuación con una de cal y otra de arena. Javier Cienfuegos se presentaba como firme candidato a las medallas pero se quedó a un paso del podio. Otros dos de los favoritos, el cubano Roberto Janet, mejor marca de la temporada entre los participantes con su mejor marca personal (75,98), y el argentino Juan Ignacio Cerra, que acudía a San Fernando con el mejoregistro de todos los participantes (76,42), se repartieron el oro y la plata, respectivamente. Por su parte, el brasileño Wagner José Alberto Carvalho se convirtió en protagonista al dar la sorpresa con un última lanzamiento de 70,95 que le permitió arrebatarle el bronce a Cienfuegos, quien fue de más a menos al firmar un 66,39 de principio, seguido de dos nulos, un 67,62 y otros dos nulos. En cambio, el también español Isaac Vicente Landín mostró el nivel que se le presumía a tenor de su marca personal (68,39) y de la temporada (66,97) y, con 66,76 en el último intento concluyó en un meritorio cuarto puesto.

Sin duda, mayor alegría reportó a la afición la pareja española presente en los 3.000 obstáculos femeninos con un doblete tan emotivo como celebrado en la grada. Así, Rosa Morató, subcampeona de Europa de cross este mismo año, confirmó los pronósticos al colgarse el oro en una carrera que dominó con autoridad, aventajando en más de 13 segundos a Zulema Fuentes-Pila, acosada sólo en los últimos metros por la brasileña Sabine Leticia, bronce.

En triple salto, los cubanos y brasileños no dejaron lugar a la sorpresa. De hecho, el caribeño Alexis Copello se hizo con el título gracias a un único salto válido de 17,28 con el que arrebataba el récord del campeonato a su compatriota Yoandri Betanzos, plata, que relegaba al tercer peldaño del podio al brasileño Jadel Gregorio, el participante que más conectó con el público al solicitar insistentemente el aplauso como apoyo. De los españoles, Jorge Gimeno Vicente alcanzó un puesto de finalista (7º) con 15,56, próximo a su mejor marca personal (15,94), y José Emilio Bellido se quedó fuera del corte con 15,29.

Las esperadas finales de 100 depararon resultados muy dispares. Por un lado, en la prueba masculina, en la que ningún español se metió en la final porque el plusmarquista nacional Ángel David Rodríguez dijo adiós con un nulo en la segunda serie y Daniel Molowny se quedó a 7 centésimas de la clasificación, el portugués Francis Obikwelu, récordman continental (9,86), rubricó una inesperada decepción con una pésima salida en la final que acabó relegándole a la séptima plaza con 10.75. El gran beneficiado fue el brasileño Nilson de Oliveira con una discreta marca de 10.24, escoltado en el podio por el cubano Junier Pérez (10.37) y el colombiano Daniel Alfonso Grueso (10.39). Como colofón de la jornada, Rodríguez pudo al menos consolarse al lograr en los 100 extra su mejor marca de la temporada (10.35).

En la prueba femenina, por contra, la brasileña Ana Claudia Lemos confirmó las quinielas al adjudicarse la victoria con 11.38 por delante de la puertorriqueña Erika Rivera y la española Digna Luz Murillo, que impuso su condición de finalista más veterana para colgarse un bronce con sabor a oro.

Tampoco hubo lugar para la sorpresa en el salto con pértiga, ya que la brasileña Fabiana Murer compitió contra sí misma para triunfar con un 4,85 que supone su mejor marca personal, la mejor de la temporada y la mejor iberoamericana. En la lucha por la plata, la única presea a la que en realidad podían aspirar las demás participantes, la española Anna Pinero compartió honores con su mejor marca personal (4,30) con la brasileña Karla Rosa Da Silva, mientras que Naroa Agirre se quedó a sólo 10 centímetros (4,20).

También certificó el magnífico momento que atraviesa la lanzadora de jabalina jerezana Mercedes Chilla, que acudía con el mejor registro de las participantes esta temporada (61,13) y lo superó para proclamarse campeona por delante de portuguesa Silvia Cruz, plata, y la también española Nuria Ferrer, bronce de muchos quilates por la igualdad que se presumía entre las demás aspirantes a subir al podio.

El lanzamiento de peso masculino, sin embargo, dejó con la miel en los labios a Borja Vivas en una final que vendió muy caras las medallas. El portugués Marco Fortes conquistó el título con récord del campeonato (20,69), seguido del argentino Germán Lauro, mejor marca pesonal (20,43), y el cubano Carlos Veliz (20,20), justo un metro más que Vivas. El otro español, Germán Millán, se quedó a las puertas del corte de los ocho primeros al enviar su mejor intento sólo hasta 17,72.

Las últimas finales del día encumbraron a España merced, por un lado, a la buena actuación de Conchi Montaner en longitud, que consiguió el oro al que aspiraba con claridad gracias a su mejor marca personal de la temporada (6,45), por delante de las brasileñas Vanesa Vieira (6,29) y Eliane Martins (6,17), con la también española Petra Mun Brekke a un paso del podio (6,09); y, por otro, por la exhibición de Ayad Lamdassen en los 5.000, donde estableció un nuevo récord del campeonato con 13:32.48, relegando al brasileño Marilson Gomes al segundo puesto y al argentino Miguel Barzola al tercero. El otro español presente, Antonio Abadía, sólo pudo evitar la última plaza con un discreto 14:26.31.

De las demás pruebas de la primera jornada, destacar el pase a la final de Ignacio Sarmiento, Laia Forcadell y Laura Sotomayor, en 400 vallas; de Elian Periz, en 800, y de Teresa Torres, en 400. Igualmente, en el decathlon manda el brasileño Luis Alberto Cardoso, con Agustin Félix en cuarto lugar, y en heptathlon, la argentina Soledad Donzino, con Estefanía Fortes, Laura Ginés y Bárbara Hernando luchando por las plazas de podio junto a la brasileña Vanessa Chefer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios