Doce años de Iker Casillas

  • El meta del Real Madrid hace un repaso de su carrera en el aniversario de su debut en Primera

Iker Casillas conmemoró ayer los doce años desde su debut en Primera división, recuerda en una entrevista en la web del Real Madrid sus mejores y peores momentos desde que debutó en San Mamés ante el Athletic en 1999.

El meta internacional recordó que antes de viajar a Bilbao, el entonces técnico del Real Madrid, John Benjamin Toshack, le informó de que iba a ser titular ante el Athletic. Entonces, a Casillas, según confiesa, le entraron "los nervios" y llamó inmediatamente a sus padres.

"Esa noche me acuerdo de que dormía con Fernando Hierro y me dejó dormir solo para que estuviera tranquilo. Pasé de jugar el playoff de ascenso a Segunda B a estar en San Mamés ante 50.000 personas. No fue fácil, pero creo que para ser la primera vez lo hice bien. Me pongo un notable", indicó.

También rememoró cual fue uno de sus peores momentos en el Real Madrid. "Estaba jugando en Tercera y en siete u ocho meses juegas contra el Valencia la final de la Copa de Europa y la ganas. Después en la consecución de la novena Copa de Europa César se lesiona y tras dos meses sin jugar tuve la fortuna de hacer dos grandes paradas. Los momentos más difíciles son los que te hacen más fuertes. Tienes 20 años, estás jugando y de repente dejas de jugar. Hay cosas que no entiendes, pero hay que agradecer también esos momentos", afirmó.

Cuestionado sobre sus paradas más espectaculares, muchos recuerdan la que hizo al Sevilla hace dos temporadas. "Me quedó un poco mal sabor de boca porque no ganamos. En ese momento lo único que te dice tu cabeza es que tienes que correr, correr y correr y ahí iba confiado en que la sacaba". Sin embargo, Casillas reconoció tenerle mejores recuerdos de una ante el Racing en la temporada 2004/2005. "Estuve dos o tres meses jugando con un dedo roto y a esa parada le tengo mucho cariño".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios