atletismo mundiales bajo techo

Dibaba da el primer paso hacia el doblete

  • Lasitskene y Lysenko, rusos que compiten bajo bandera neutral, se llevan los dos oros en altura

Genzebe Dibaba celebra su triunfo en los 3.000 metros por delante de la holandesa Hassan y la británica Muir. Genzebe Dibaba celebra su triunfo en los 3.000 metros por delante de la holandesa Hassan y la británica Muir.

Genzebe Dibaba celebra su triunfo en los 3.000 metros por delante de la holandesa Hassan y la británica Muir. / facundo arrizabalaga / efe

La etíope Genzebe Dibaba, en 3.000 metros, y los rusos que compiten bajo bandera neutral Mariya Lasitskene y Danil Lysenko, en las pruebas de salto de altura, lograron este jueves los primeros títulos en los Campeonatos del Mundo en pista cubierta que se disputan hasta el domingo en Birmingham.

Dibaba, que busca en la ciudad británica el doblete en los 3.000 y 1.500 metros, no dio pie la sorpresa en la primera de esas citas con un fortísimo ataque a falta de tres vueltas para la conclusión al que no pudo responder ninguna de sus rivales. Ganó con un tiempo de 8.45,05 minutos. A pesar de que la holandesa Sifan Hassan, que a la postre se alzó con la plata, pareció acercarse en el último giro a la etíope, en el momento que ésta se percató de la cercanía de su rival volvió a distanciarse con un nuevo acelerón.

La etíope no necesitó acercarse a su mejor marca del año y buscará el oro en el 1.500

Y es que Dibaba, la plusmarquista mundial de la distancia, y que este año corrió en 8.31,23, no necesitó acercarse a sus mejores prestaciones, tal y como confirmó la marca de 8:45.05 con la que se colgó la medalla de oro.

Mariya Lasitskene cumplió con los pronósticos y se colgó el oro en el salto de altura femenino con una marca de 1,96 metros. Tampoco necesitó acercarse a sus mejores prestaciones del año, los 2,04 metros que superó el pasado 27 de enero el Volgogrado (Rusia), para encadenar su trigésima octava victoria consecutiva.

Cuando el listón se situó en el 1,96 tan sólo tres atletas más seguían en competición junto con la rusa. La vigente campeona del mundo al aire libre superó esa altura con holgura mientras sus rivales, entre las que destacaba la joven estadounidense Vashti Cunningham, campeona hace dos años en Portland, fueron incapaces de franquear esa barrera. Con el oro ya asegurado, Lasitskene no se atrevió a atacar el récord mundial que posee la sueca Kajsa Bergqvist con una marca de 2,08 desde 2006, pero sí intentó superar la plusmarca rusa fijada en 2,07, aunque sin éxito.

En la altura masculina, nuevo triunfo ruso, esta vez gracias a Danil Lysenko, quien protagonizó la primera sorpresa de los Mundiales al imponerse con una marca de 2,36 por delante del gran favorito, el qatarí Mutaz Essa Barshim (2,33), que debió conformarse con la plata. El triunfo permitió a Lysenko, que compite bajo bandera neutral por la sanción que pesa sobre el atletismo ruso, resarcirse de la derrota que sufrió el pasado año a manos de Barshim en la final de los Mundiales al aire libre disputados en Londres.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios