Campanada a campanada

  • La UD Los Barrios demuestra en Arcos que está muy viva y enlaza su segundo triunfo

  • Miki, el debutante Alan y Pirulo, goleadores visitantes

Los futbolistas de la Unión celebran uno de los goles marcados en el Antonio Barbadillo. Los futbolistas de la Unión celebran uno de los goles marcados en el Antonio Barbadillo.

Los futbolistas de la Unión celebran uno de los goles marcados en el Antonio Barbadillo. / arcos cf

Lla Unión Deportiva Los Barrios sigue ajena a los augurios de quienes pretendían enterrarle tras la derrota de hace dos semanas en Castilleja. Ayer confirmó, en el Antonio Barbadillo y ante un supuesto aspirante al ascenso como el Arcos la recuperación que ha experimentado desde la llegada de Carlos Ríos. La actitud, la aportación de los nuevos fichajes y un planteamiento serio llevaron a los gualdiverdes a un triunfo incontestable.

Tanto es así que el Arcos no dio nunca sensación de poder ganar el encuentro y se perdió ante un rival disciplinado y ordenado que no dio opciones. Además, con el paso de los minutos, los locales se fueron desesperando y, además de los goles, las malas noticias llegaban para los locales en forma de expulsión: la del capitán Dani Zúñiga que veía la segunda amarilla tras una falta clara en la que cortaba un contragolpe visitante olvidándose por completo del balón. Sus protestas le mandaron a la calle, y también podrían costarle algún partido más de castigo, tras insultar al colegiado. Igualmente el técnico local acabó expulsado por protestar esa acción, poniendo un broche nefasto a un mal encuentro de los locales.

Ya desde el pitido inicial quedó claro que el equipo que saltó al Antonio Barbadillo no era un colista al uso y que no iba a dar facilidades al Arcos. Y eso que los locales salieron a por todas, presionando en busca del gol y generando numerosas llegadas al área contraria. Pese a todo, le costaba a los locales crear ocasiones claras de gol, obsesionados con jugar en largo y a un fútbol directo que no acompaña a sus características ni a los jugadores que tiene. Pese a ello, tenían los arcenses alguna opción con Cristian y Reyes, jugadores con largo recorrido, que subían la banda con velocidad, pero sus centros nunca llegaban en buenas condiciones para el remate y los puntas apenas recibían balones. Lo intentaba el Arcos, que en el minuto seis obligaba a lucirse a Valentín para desviar a córner un centro chut de Oca.

Mientras, el equipo gualdiverde esperaba su ocasión, apoyado en un centro del campo musculoso y peleón, integrado por Mario y Miki, autor del primer gol en el minuto 13, cuando sorprendía al rival con un zapatazo con efecto al ángulo derecho de la meta local. Los visitantes se impusieron en la medular, tanto a Oca como a Zúñiga, y también con el buen trabajo entre líneas de Pirulo, canalizando el juego de los de la Villa.

A partir del tanto de Miki el encuentro cambió. La UD Los Barrios se replegó bien, esperando a un Arcos que acusó en exceso el golpe, sobre todo a nivel anímico. Los locales intentaron reaccionar, pero apenas conseguían poner en apuros a la bien plantada zaga visitante. Un tiro raso de rosca de Prieto que detenía Adrián, Un remate de Maqui en el 37 que se iba fuera y un remate de Antonio Sánchez en el 41 que fue anulado por fuera de juego, fueron las únicas veces en que los locales consiguieron llegar hasta el área contraria con ciertas opciones.

La dinámica del partido no cambió en la segunda mitad, aunque Los Barrios tuvo una buena ocasión en el 58, en un fallo en el pase del local Zúñiga que a punto estuvo de aprovechar el reciente fichaje, Alan. Pese a esa acción, era el Arcos el que continuaba buscando la puerta contraria, aunque una y otra vez se estrellaba contra el muro visitante. En el 64 tuvieron los locales una gran ocasión para empatar en un pase de Melo que Antonio Sánchez remataba completamente solo ante Adrián, pero se precipitaba en la acción y acababa enviando fuera.

El que no fallaba en el 72 era el mexicano Alan, que controlaba bien el centro de Luismi y aprovechaba la fragilidad defensiva de los locales para firmar el 0-2.

No daba la sensación de que el Arcos tuviese fútbol suficiente para poder superar a un equipo disciplinado y bien situado y el encuentro parecía ya prácticamente sentenciado. Los Barrios jugaba sus cartas, perdiendo tiempo e interrumpiendo el juego de los locales, lo que iba desesperando cada vez mas a los jugadores y la afición local. Y mientras Los Barrios, con calma, conseguía el tercero en el 86, con un tiro cruzado de Pirulo.

Acababan de desesperarse del todo los locales, que cerraban el partido con la expulsión del capitán Dani Zúñiga y del entrenador, Mariano Suárez. La Unión sigue recortando diferencias y, por encima de todo, ya ha alterado una dinámica que parecía condenarle y el recuerdo de su heroica salvación del pasado año está en la memoria de todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios