Fútbol l Tercera división

La Balona pide más a su plantilla

  • El presidente y el cuerpo técnico envían un mensaje al vestuario tras más de una hora de reunión: "Todos debemos ser partícipes de que en este club las exigencias deportivas siempre son las máximas"

Comentarios 4

El presidente de la Real Balompédica, Alfredo Gallardo, y el cuerpo técnico de la entidad, reunido ayer para analizar la situación deportiva del primer equipo, determinó hacer un llamamiento a la plantilla. A ésta le quiere hacer ver que forma parte de un club "con mucha exigencia deportiva" y le solicita que vivan "las veinticuatro horas del día" para alcanzar el objetivo de auparse a una de las cuatro primeras posiciones del grupo X de Tercera división.

Después de diciesiete jornadas, en la que ha firmado seis triunfos, una derrota y diez empates, el equipo de La Línea comparte la quinta posición, a un punto del Pozoblanco, que es cuarto.

La necesidad de hacer partícipe al vestuario de las necesidades de la entidad fue el resultado de poco más de una hora y media de entrevista entre Gallardo, el primer entrenador, Carlos Ríos, su ayudante, David Rico, y el director deportivo, Gabriel Navarro 'Baby'. Precisamente fue Baby quien se erigió en portavoz y en el único que opinó de lo sucedido en la cita convocada por Gallardo tras el traspié de un día antes en el Muñoz Pérez de Estepona ante el Cartaya (1-1). Baby restó importancia a este concilio que a lo largo del día había desatado rumores en el entorno albinegro. "Hemos tenido otros encuentros muy similares, pero no han tenido tanta repercusión porque no se produjeron después de un mal resultado ni se habían anunciado, como ha sucedido esta vez".

"La conclusión más importante es que todos estamos obligados a saber que pertenecemos a un club en el que existe una enorme exigencia deportiva", dijo el director deportivo.

"No es la primera vez que digo que detrás de un partido hay mucho más que un resultado, que puede incluso ser accidental, sino que hay una afición, en el caso de la Balona se puede decir que toda una ciudad, y que estamos obligados a darle satisfacciones", añadió.

"Estamos obligados todos, no hablo sólo de los jugadores, a unificar esfuerzos y cada uno de nosotros tiene que interiorizar lo mucho que nos estamos jugando tanto nosotros como aquellos a los que representamos", recalcó.

Baby expresó su convencimiento en que lo mejor para el club es que tanto desde dentro como en el entorno se mantenga la calma ("no hay que olvidar que estamos a un punto del cuarto clasificado").

Preguntado por la posibilidad de que el equipo se refuerce antes de la fecha tope, fijada para el próximo 31 de enero, contestó: "No hemos hablado de ese asunto, hemos hecho un análisis más general".

A nadie se le escapa que el mensaje enviado por la directiva albinegra lleva implícito que si no existe un cambio de actitud, el club tomará medidas en próximas fechas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios