Real balompédica | san roque de lepe · la previa

La Balona no entiende de bromas

  • Importante Los albinegros se ponen alerta por el rival y pretenden regresar a la senda de las victorias en casa, donde enlazan dos empates Bajas Barrios y Noel no jugarán y Paquito lo hará con el filial

Comentarios 1

La Real Balompédica, reforzada en su autoestima por su triunfo en el Antonio Barbadillo de Arcos del pasado sábado, regresa hoy al Municipal y lo hace con muchísimo recelo por la visita de un San Roque de Lepe que aún no descarta sumarse a la pelea por la cuarta plaza. Un nuevo resbalón ante sus incondicionales supondría un importante paso atrás para los de Gabriel Navarro Baby, que han firmado tablas en los dos últimos partidos en lo que se puede entender como el estadio de las discordias, que hoy vuelve a acoger un duelo en horario vespertino.

Los albinegros se ejercitaron a primera hora de ayer y al término de la sesión el entrenador convocó a todos sus jugadores para esta tarde, si bien anunció que ni Miguel Ángel Barrios ni Noel están en condiciones de afrontar la contienda. El primero, por problemas físicos; el ariete, porque está falto de ritmo: ambos se unen a la lista de bajas de la que forma parte Javi Cuevas. Por el contrario Óscar Tena, que el sábado tuvo que ser relevado como medida de precaución, sí que está a disposición del preparador.

El canterano Paquito jugará de nuevo con el filial de la Preferente, el Atlético Zabal, como ya hizo el pasado domingo.

La ausencia de Barrios va a propiciar casi seguro que Carlos Guerra recupere la plaza en el medio centro y que Joseph entre en el carril izquierdo, aunque otra alternativa, que en principio se antoja bastante menos probable, es que Antonio Cárdenas forme parte de la alineación inicial y Guerra se mantuviese en el exterior zurdo.

Tanto el propio Baby como su inseparable David Rico han insistido en las últimas horas a sus jugadores en la necesidad de afrontar el encuentro con los cinco sentidos puestos en el juego, porque desconfían del enemigo.

Baby, que resta dramatismo al hecho de jugar tres encuentros en una semana ("se sabe de antemano y se dulcifican los entrenamientos", dice), afirma que su equipo tiene "ganas de jugar en casa para ganar".

Del rival comenta: "Hay que tener cuidado con él. Es muy práctico y tiene jugadores que han estado en superior categoría y que tienen mucha calidad".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios