real balompédica linense

La Balona, sin Olmo, Gato ni Sergio Molina

  • Los dos primeros sufren sendas contracturas mientras el malagueño no acaba de recuperarse de sus dolencias

Sergio Molina, en los minutos que estuvo ayer sobre el césped. Sergio Molina, en los minutos que estuvo ayer sobre el césped.

Sergio Molina, en los minutos que estuvo ayer sobre el césped. / jorge del águila

La Real Balompédica hará frente al encuentro de la décima jornada de Liga en el grupo IV de Segunda B que disputa el próximo domingo (18:00) en el Romero Cuerda frente al CF Villanovense con al menos tres bajas: la del defensa Olmo González, el centrocampista Sergio Molina y el banda Antonio Jesús Ramos Gato. Ninguno de ellos pudo tomar parte en la sesión preparatoria de ayer porque presentan diferentes lesiones y la posibilidad de que se recuperen en tan corto espacio de tiempo está virtualmente descartada.

Las tan debatidas rotaciones que Julio Cobos viene introduciendo en las diferentes alineaciones de la Balona en las últimas semanas serán el próximo domingo una cuestión de obligado cumplimiento. Dos de los futbolistas que formaron parte del once que empató el pasado domingo en La Línea con el UCAM Murcia (Olmo y Gato) sufren sendas contracturas y están siendo sometidos a cuidados, pero su recuperación para el duelo inminente es imposible.

En el caso del primero Mario Gómez, ausente desde la quinta jornada, y Dennis Nieblas, que se perdió el último compromiso, se postulan para cubrir esa vacante. En el del segundo, lo más probable se antoja el regreso de José Ramón, después de una semana en el banquillo.

Por su parte, Sergio Molina fue baja de última hora el pasado domingo y ayer trotó unos minutos en el comienzo del trabajo y se marchó del estadio para ponerse en manos del fisioterapeuta Gil Juan. El malagueño deberá esperar una semana más para reaparecer.

En el último duelo el entrenador echó mano del tarifeño Juan Pedro Rico Juampe para que desempeñase las funciones de segundo punta y eso le convierte en el principal candidato a ocupar la plaza.

Estas rotaciones forzadas parecen venir a dar la razón al míster, que sostiene que es imprescindible ir dando minutos a todos sus hombres para que todo el vestuario esté "enchufado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios