Real Balompédica Linense

Balompédica sin fronteras

  • Los albinegros anuncian que han llegado a un acuerdo con el italiano Nicola Radici para que su empresa escudriñe en el fútbol mundial e incorpore jóvenes al primer equipo de La Línea

Raffaele Pandalone y Nicola Radici estrechan sus manos en las oficinas de la Balompédica. Raffaele Pandalone y Nicola Radici estrechan sus manos en las oficinas de la Balompédica.

Raffaele Pandalone y Nicola Radici estrechan sus manos en las oficinas de la Balompédica. / rbl

Comentarios 1

La Real Balompédica hizo público ayer su acuerdo con el italiano Nicola Radici, cuya empresa se dedicará a buscar jugadores con proyección fuera de España para incorporarlos al equipo de La Línea, que se revaloricen en España y cuya plusvalía en un posterior traspaso revierta en la centenaria entidad albinegra. Radici llega después de un periodo vinculado al Sion suizo. Durante buena parte del año reside en Marbella, donde conoció al presidente de los albinegros, su compatriota Raffaele Pandalone.

La Balona aumenta su capacidad para el scouting, un trabajo que desde el primer día el presidente anunció que estaba a la base de su proyecto. Tras sumar hace semanas a Cristóbal Mejías para llevar a cabo el trabajo de seguimiento de futbolistas en Andalucía, ayer hizo público un acuerdo con Nicola Radici, un pacto que en realidad ya existía pero que no había salido a la luz porque éste trabajaba aún para el Sion suizo, del que quedó desvinculado al finalizar el pasado mes de abril.

No vamos a convertir la Balona en un equipo de extranjeros, vendrán dos o tres con proyección"

Radici, cuya esposa e hijo residen la mayor parte del año en la urbanización Nueva Andalucía de Marbella (Málaga) y que se defiende en un castallano bastante fácil de entender, explica que tras un paso más o menos discreto por el fútbol italiano -en categoríasequiparabales a la Segunda B y la Tercera españolas- muy pronto decidió colgar las botas y comenzar a actuar como técnico. Recuerda que trabajó para el Atalanta de la Serie A de su país y para el Sion suizo, entre otros.

"Encabezo una empresa de la que formamos parte cuatro personas y el presidente nos ha encomendado la tarea de buscar fuera de España jugadores que puedan ser interesantes para la Balona, porque vamos a trabajar en exclusiva para el club", explica.

"Durante la semana vemos informes de jugadores con proyección y los sábados y los domingos viajaremos como hemos estado haciendo para ver in situ futbolistas desde África a Centro América o a Europa del Este…".

"Que nadie se asuste, que no vamos a convertir la Balona en un equipo de extranjeros", advierte Radici entre risas.

"La escuadra seguirá manteniendo su actual estructura, con jugadores de aquí que conozcan bien la categoría, pero contará con dos-tres jóvenes de otros países que estaremos convencidos de que se pueden revalorizar en esta Liga".

"Nosotros no vamos a tener la última palabra, nuestro grupo una vez elaborados los informes propondrá nombres de jugadores que entendamos que pueden ser interesantes, y serán el director general, Mario Galán, y el presidente los que tengan la última palabra", recalca Radici, que añade que después de un año de conversaciones frecuentes con los máximos responsables de la entidad de La Línea tiene claro que existe "una gran sintonía" con ellos.

"Sabemos que no es fácil encontrar jugadores que puedan ser útiles a la Balona, no va a venir cualquiera", deja claro para evitar unas suspicacias que parece dar por hechas.

"La Segunda B tiene un nivel muy alto, absolutamente por encima por ejemplo a la tercera categoría de Italia, es un fútbol muy exigente", sostiene. "Yo he trabajado allí y no existe comparación, así que estamos obligados a ser exigentes".

"El fútbol es mi vida, le dedico todas las horas del día y desde este momento todo mi esfuerzo es para hacer crecer la Balona y para que pueda obtener muchos existos", concluye.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios