fútbol liga santander

En Balaídos no se disputan títulos

  • El Barcelona visita Vigo con un ojo puesto en la final copera del sábado para enfrentarse a un Celta que aún sueña con la clasificación europea

  • Valverde hará rotaciones en el once

El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, durante el entrenamiento de la plantilla en la ciudad deportiva. El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, durante el entrenamiento de la plantilla en la ciudad deportiva.

El entrenador del Barcelona, Ernesto Valverde, durante el entrenamiento de la plantilla en la ciudad deportiva. / Alejandro García / efe

El Celta se juega su última bala para mantenerse en la pelea por Europa ante el líder, el Barcelona, que llega a Balaídos con el título de Liga prácticamente asegurado y la mente puesta en la final de la Copa del Rey, que disputa el sábado contra el Sevilla en el Wanda Metropolitano.

La decepcionante derrota en Leganés ha dejado al equipo vigués sin margen de error. En Butarque, el Celta volvió a mostrar su peor cara, alargando además su pésima racha a domicilio: un punto de los últimos 15 partidos a domicilio.

Previsible en la salida de balón y sin alma para lo mucho que se jugaba, el Celta necesita reaccionar ante un líder que aún no ha perdido en la Liga. Además tendrá que hacerlo sin dos de sus pilares: el lateral derecho Hugo Mallo y el internacional chileno Tucu Hernández, que cumplen un ciclo de tarjetas.

Se da por segura la vuelta al once del delantero uruguayo Maxi Gómez, que vivió su primera suplencia en Butarque. Con el charrúa como nueve, Iago Aspas volverá a caer a una banda, mientras que en la otra parece que se mantendrá Sisto, pues Emre Mor no aprovechó sus minutos.

Sin el Tucu, Radoja acompañará posiblemente a Wass y Lobotka en la medular, aunque el serbio arrastra molestias y es aún duda. En caso de que no pueda entrar en la convocatoria, las opciones de Brais e incluso del olvidado Jozabed aumentarían.

El Barcelona visita Balaídos con el objetivo de poner fin a su mala racha en una escenario últimamente maldito y dar un paso prácticamente definitivo hacia el alirón. El conjunto azulgrana, líder invicto de la competición y que ante el Valencia (2-1) logró el récord de jornadas ligueras seguidas sin perder (39), mantiene los 11 puntos de ventaja sobre el segundo clasificado, el Atlético, a seis jornadas para el final.

Valverde podría hacer rotaciones pensando en la final copera. Digne, recuperado de su lesión muscular, podría relevar a Jordi Alba en el lateral izquierdo, y Semedo a Sergi Roberto en el derecho; Vermaelen, entrar en el eje de la zaga por Piqué; Denis Suárez o André Gomes por Iniesta en el centro del campo; y en la delantera, Dembelé opta a la titularidad para acompañar a Messi y Luis Suárez.

Tampoco estará en Vigo Ivan Rakitic, pues fue intervenido del dedo de una mano el pasado miércoles, aunque confía en llegar a tiempo para jugar el sábado en el madrileño Wanda Metropolitano la final frente a su antiguo equipo, el Sevilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios