El Atlético, abismo o esperanza

  • El cuadro de Simeone necesita el triunfo ante la Roma para seguir con opciones de estar en octavos

Griezmann conversa con el argentino Correa durante el entrenamiento del Atlético de Madrid. Griezmann conversa con el argentino Correa durante el entrenamiento del Atlético de Madrid.

Griezmann conversa con el argentino Correa durante el entrenamiento del Atlético de Madrid. / rodrigo jiménez / efe

El lema que popularizó en los últimos años el Atlético de Madrid, "Nunca dejes de creer", tendrá hoy una prueba de fuego en el estadio Wanda Metropolitano. Finalista de la Liga de Campeones en 2014 y 2016, el equipo rojiblanco podría quedar eliminado en la fase de grupos si no gana a la Roma.

Una victoria del Chelsea horas antes ante el Qarabag obligará al Atlético a vencer a la Roma para mantener viva la llama de la esperanza. Y aunque se diese ese escenario -improbable que el Chelsea empate o pierda en Azerbaiyán- todavía seguiría sin depender de sí mismo en la última jornada del Grupo C.

Una derrota y tres empates, dos de ellos ante el Qarabag, dejaron al equipo de Diego Simeone a merced del resultado de terceros. Para poder alcanzar los octavos, los rojiblancos tienen que ganar a Roma y Chelsea y esperar a que uno de esos dos equipos tropiece con el Qarabag.

"En Champions no estamos muy bien, a expensas de lo que el destino nos depare más allá de los resultados que consigamos ante la Roma y el Chelsea", comentó Simeone el sábado por la noche tras empatar 0-0 ante el Real Madrid en el derbi.

A falta de dos jornadas, la Roma es líder con 8 puntos, seguida de Chelsea (7), Atlético (3) y Qarabag (2). La historia la tiene en contra: sólo dos equipos (de 46) que tuvieron tres puntos en la jornada cuatro se clasificaron. Es un escenario tremendo para uno de los equipos más sólidos de la Champions League en los últimos años. Desde la llegada al banquillo del técnico argentino en diciembre de 2011, el Atlético ganó una Liga Europa (2012), alcanzó dos finales de la Champions (2014 y 2016) y jugó unas semifinales (2017) y otros cuartos (2015) de la máxima competición europea.

Todo ello lo consiguió con una mezcla de solidaridad, pierna dura, fe y una defensa por momentos inabordable. En las cuatro últimas temporadas eliminó, entre otros, al Bayern Múnich, al Barcelona (dos veces), al Chelsea y al Milan. Su cuenta pendiente es el Real Madrid: los blancos son el único club que ha podido eliminar al Atlético del Cholo en Champions.

Y tres de las cuatro veces lo hizo con un sufrimiento enorme. Ésa era una de las señas de identidad del Atlético en Europa, el grado de angustia que causaba en los rivales. Cualquier error era castigado, un fallo defensivo ante el Atlético era casi decir adiós a una eliminatoria. Por mucho que fueran a doble partido.

Sin embargo, este año el Atlético aún no fue capaz de ensamblar las piezas. En la Liga está ya a diez puntos del Barcelona, el líder, y de los 17 partidos que disputó en todas las competiciones sólo ganó seis, por diez empates y una derrota.

La baja forma de sus delanteros, enormes problemas para generar fútbol en el medio del campo y cierta fragilidad defensiva -sobre todo en los balones por alto- han puesto al Atlético en una tesitura realmente complicada en Europa.

"Sabemos que si ganamos vamos a tener posibilidades", señaló el lateral rojiblanco Juanfran. "Ganar, no nos queda otra, para ir a Londres con el pase en juego ante el Chelsea. Hay posibilidades", se ilusionó.

Muchos ojos estarán puestos en el francés Antoine Griezmann. La estrella rojiblanca atraviesa por un momento muy delicado -no marca desde finales de septiembre- y el sábado fue abucheado. Hoy tendrá una oportunidad de lujo para reconciliarse con sus hinchas.

Simeone no podrá contar con los defensas Vrsaljko y Savic y, según los medios madrileños apostará por un once muy ofensivo, con Fernando Torres y Carrasco acompañando a Griezmann en la punta del ataque.

La Roma llega en su mejor momento de la temporada. Después de empatar 3-3 en octubre en un espectacular partido ante el Chelsea en Londres, los de Eusebio di Francesco llevan seis victorias seguidas, la última en el derbi romano frente a la Lazio.

Además, a los italianos les basta un empate en el Wanda para avanzar de ronda. De no conseguirlo, tendrán otra oportunidad en la última jornada, cuando reciben al Qarabag en el Olímpico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios