Balonmano

La Asobal toma nota del Algeciras BM

  • El sistema de juego implantado por Franch llama la atención de los técnicos de la Liga

Comentarios 4

El nuevo Algeciras BM está en auge y su técnico, Ricard Franch, también. Tres puntos de seis posibles en el comienzo de la segunda vuelta han disparado los elogios hacia la plantilla albirroja, en especial hacia el sistema de juego implantado por el entrenador, quien apuesta por un innovador 3-3 defensivo -con presión casi asfixiante-, pocas veces visto en la máxima categoría. De hecho esta forma de juego tan osado ha llamado la atención de la propia Liga Asobal, cuya comisión de técnicos ha elegido a Franch como hombre a seguir para futuros informes.

La historia es que la Asobal cuenta con una comisión de técnicos que cada temporada eligen a un par de entrenadores para examinar más a fondo sus sistemas de juego, sus conocimientos de táctica, etcétera. Habitualmente los que dirigen a equipos grandes cuentan con más papeletas de llamar la atención. Pero esta vez el sorprendente rendimiento que el técnico está obteniendo del grupo más humilde y castigado por los problemas económicos de la competición, no ha pasado desapercibido. Y mucho menos el espectacular inicio de los albirrojos en 2008.

El plan renove sólo ha tardado tres partidos en demostrar unos resultados impensables cuando el equipo se desmontó en el parón de Navidad. Sin los Nenadic, Nadoveza y compañía, la mayoría de los presagios apuntaban a la debacle absoluta. Sin embargo, la llegada de nuevos jóvenes y un veterano con hambre de Asobal -caso de Opalic- ha renovado la ambición y las fuerzas de un grupo que sigue sin cobrar cinco meses después.

El cambio de cromos al que se vio obligado el Algeciras BM dejó al equipo muy limitado en cuanto a corpulencia, kilos y centímetros básicamente. Pero el desembarco de los nuevos trajo frescura, velocidad y mucha hambre.

Ante este panorama Franch reinventó su libreta y decidió jugársela como las nuevas armas de su plantilla. ¿Cómo? Corriendo más que el contrario. Corriendo sin parar todo el partido. Corriendo hasta que esos jóvenes de veinti y pocos años se revienten.

La fórmula resultante es una sistema 3-3, totalmente abierto y basado en la presión y la velocidad. Es decir, totalmente opuesto al rocoso muro del 6-0 y mucho más arriesgado que el 5-1 con un adelantado.

En León el Algeciras ya avisó. Ante el Naturhouse La Rioja su técnico, Jota González, resaltó la dificultad de parar a los albirrojos y el pasado sábado, el técnico del Antequera no puso parar a los de Franch. Ahora están de moda.

3-3

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios