Los de Asián extreman los cuidados con el césped del Mirador

  • El entrenador explica que el domingo tendrá que hacer modificaciones con respecto al último duelo

El Algeciras Club de Fútbol condicionó ayer la sesión preparatoria del jueves al estado del terreno de juego del Nuevo Mirador, para evitar que las lluvias caídas durante el día pudiesen poner en peligro el rectángulo de juego si se disputaba el habitual partidillo. El entrenador, José Antonio Asián, explicó en rueda de prensa que por esa causa esta vez no había incorporado futbolistas de las categorías inferiores a la sesión de trabajo.

"Hay que felicitar a los cuidadores del campo, que está en unas condiciones bastante aceptables, pero nosotros también tenemos que poner de nuestra parte y hacer un esfuerzo para que podamos tenerlo así hasta final de temporada", sentenció el preparador de los algeciristas. "Eso también nos beneficia".

Asián entiende que su equipo se está viendo "más fluido" en las últimas jornadas y que eso se está reflejando en los marcadores. "Ahora es cuando los equipos que queremos jugar las liguillas de ascenso tenemos que dar el paso adelante y nosotros lo hemos dado en el momento justo".

"Desde el principio sabemos a qué jugamos y ahora sabemos cómo podemos ser más fuertes y estamos en la disyuntiva de valorar si en un campo tan diferente como el de Guadalcacín podemos recurrir a lo mismo que nos dio la victoria hace una semana sobre la Unión Deportiva Los Barrios", matizó.

"Lo mismo la situación nos obliga a cambiar algunas cosas", dijo. "Hay que tener en cuenta que la categoría está tan apretada que todos los rivales tienen que apretar al máximo porque se están jugando algo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios