Algeciras, vas sobre aviso

  • El delantero albirrojo Ranchero se reencuentra el domingo con el equipo de su tierra, al que conoce bien: "No va a ser fácil hincarle el diente porque la Lebrijana siempre compite"

Ranchero, ayer. Ranchero, ayer.

Ranchero, ayer. / erasmo fenoy

El partido del próximo domingo en el Nuevo Mirador entre el Algeciras CF y la Balompédica Lebrijana tiene un carácter especial para el albirrojo Ranchero. El futbolista se reencontrará por primera vez con el equipo de su tierra, el club desde el que dio el salto el pasado verano tras destacar como máximo goleador de los lebrijanos. "No va a ser fácil hincarles el diente", previene el delantero.

Juan Luis Cárdenas Pérez, Ranchero, puede ejercer esta semana de espía perfecto para el entrenador José Antonio Asián. Nadie en el vestuario algecirista conoce como él a la Balompédica Lebrijana, una casa en la que el jugador pasó las dos últimas temporadas tras su periplo por la cantera del Sevilla.

Las dos victorias son importantes para la moral. Se está haciendo un bloque compacto"

"Es un equipo que ha empezado bien y que ha tenido también sus cambios. Han salido futbolistas y han llegado otros, pero mientras siga el entrenador que tienen [por Joaquín Hidalgo] será un rival correoso", garantiza Ranchero.

"Con más recursos o con menos, la Lebrijana es un equipo que siempre compite y así lo ha demostrado en los últimos años", subraya el atacante del Algeciras, que sabe bien de lo que habla.

Los aficionados albirrojos también tienen en la memoria los duelos recientes contra un conjunto que siempre ha puesto el listón alto ya sea en su feudo o en La Menacha, con encuentros en los que más de una vez llegaron a saltar las chispas.

Ranchero ya ha recibido algún que otro mensaje de familiares y amigos -"las bromas normales", admite-, aunque entiende que una vez llegue el domingo, todo lo personal queda aparcado a un lado.

"Me han preguntado si voy a jugar y eso no lo sé, eso es decisión del míster y yo como siempre voy a matarme en cada entrenamiento para intentar ganarme un sitio", afirma. "Para cuando llegue la oportunidad intentar aprovechar al máximo los minutos sobre el césped", añade el ariete de 22 años recién cumplidos, que al hablar parece mucho más veterano.

Ranchero reconoce que las dos victorias cosechadas de forma consecutiva han inyectado "mucha confianza" al Algeciras. "Ganar siempre es importante para la moral. Después de las dos primeros empates teníamos esa sensación de que esto va a ser más complicado de lo que la gente se piensa y los demás resultados dan la razón. Aquí no se va a pasear nadie", destaca.

"El equipo está compacto y eso siempre da puntos", enfatiza el delantero. "Encajamos poco y tenemos ocasiones, es verdad que falta concretar más, pero con la portería a cero te ganas más el respeto de los rivales. El Nuevo Mirador no va a ser un lugar sencillo", augura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios