Fútbol l Segunda división B

El Algeciras se queda sin dinero y sin jugadores

  • Revés El grupo de empresarios almerienses da la espantada y la directiva abre la puerta a los futbolistas, de los que se van otros siete Solución Los que se quedan retirarán hoy las denuncias y el club pagará los 24.000 euros que quedarán en la AFE

Comentarios 31

El Algeciras quedó ayer sumido en su crisis más grave de los últimos tiempos. Todo estalló cuando el grupo de empresarios almerienses que había prometido el oro y el moro al club albirrojo dio marcha atrás en sus intenciones de ayudar económicamente a la entidad, lo que propició que la junta directiva que preside María de los Ángeles Carrasco, ante el negro panorama que se avecinaba, tuviese que dar un total de diez bajas -contando las de Liam, Checa y Dani Lucas, que ya habían dejado el equipo-, más otra más que se podría cerrar hoy.

Cabrera fue el primero en marcharse. Lo hizo perdonando todo el dinero que se le debía, pero después vinieron más: Nico Chietino, Alexis, Francis Flores, Manu, Ortiz y Javi Cuadra estuvieron toda la tarde en el Nuevo Mirador para negociar su salida, ya que no estaban dispuestos a renunciar a cantidades importantes de dinero y finalmente, perdonando más o menos, consiguieron marcharse con un reconocimiento de deuda y con palabra de retirar la denuncia interpuesta ante la AFE (Asociación de Futbolistas Españoles). Alfaro también estuvo negociando su salida, pero no se sabrá hasta hoy si continúa o se marcha. La tarde fue de muchos nervios, ya que todos los que deseaban salir estuvieron buscando destino a poco más de 24 para el cierre del mercado invernal.

Mientras se iban confirmando todas estas bajas la prioridad era liquidar la deuda con la AFE para poder realizar alguna incorporación para el primer equipo procedente de las categorías inferiores. Así, todos los jugadores que se quedarán en el equipo retirarán hoy las denuncias, al igual que los que ya no están, por lo que quedaría una cantidad a pagar en torno a los 24.000 euros pertenecientes a futbolistas de la pasada temporada. Para hacer frente a esta cantidad el directivo Manolo Navarro, con la ayuda de los socios José María Núñez y Julio Martínez Fírvida, consiguieron gestionar más de 18.000 euros y hoy esperan conseguir el resto.

La crisis estalló ayer por la mañana, cuando la junta directiva supo que el grupo inversor, representado por José Ignacio Fernández Torre, había dado marcha atrás en su intención de ayudar económicamente al club, algo a lo que se había comprometido por contrato.

El lunes ya se veía venir que algo iba a pasar cuando el empresario Augusto Cesare dejó el grupo. Tras su marcha, los inversores pusieron en conocimiento de los capitanes del equipo que ahora su intención era la de pagar de forma aplazada la deuda que mantiene el club con los jugadores y no directamente a la AFE. Ayer por la mañana todos los jugadores conocían la propuesta, ya que el lunes el equipo descansó, y la idea de la plantilla era aceptar esa fórmula de pago, pero todo se esfumó en cuestión de horas.

Viendo el negro panorama los jugadores permanecieron en el Nuevo Mirador, donde incluso almorzaron, hasta que a las cuatro llegase la presidenta, María de los Ángeles Carrasco, para pedirle explicaciones. Tras una reunión, la junta directiva decidió que la mejor solución para el futuro de la entidad era abrir la puerta de salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios