Fútbol l Segunda división B

El Algeciras entra en coma

  • Manolo Ocaña abandona su ostracismo para conceder la baja a Rubén Borrallo y Manuel Pascual explota y anuncia su salida del club. Sin el vicepresidente, Miguel Ángel Verdejo renuncia a regresar a la entidad

Comentarios 4

El todavía presidente del Algeciras Club de Fútbol, Manolo Ocaña, concedió a última hora de la tarde de ayer la baja al lateral zurdo Rubén Borrallo. Su intromisión en los asuntos de la entidad un día después de que delegase públicamente -hasta que pudiese presentar su dimisión en una asamblea- en su vicepresidente Manuel Pascual provocó la salida de éste de la entidad. A su vez, la marcha de Pascual propició, casi a la medianoche, el anuncio del empresario cordobés Miguel Ángel Verdejo de que renuncia a regresar a la entidad, a la que ha estado respaldando como patrocinador.

El Algeciras no sale de una cuando se mete en otra. Ayer, cuando parecía que Manolo Pascual lo tenía todo preparado para la vuelta de Miguel Ángel Verdejo se produjo un hecho que ha dado un giro de 180 grados a la situación y que pone al Algeciras en una posición más que delicada.

Ocaña -que anunció el pasado lunes que delegaría todas sus funciones en Pascual- se reunió con Rubén Borrallo y su representante y le dio la baja al lateral zurdo. La directiva albirroja había dejado bien claro que no se daría ninguna carta de libertad, ya que el equipo no puede fichar a nadie hasta que no liquide la denuncia que presentaron los jugadores ante la AFE.

Este hecho detonó la marcha de Manolo Pascual, que hoy mismo presentará su dimisión formal como miembro de la junta directiva algecirista. La marcha del vicepresidente también supondrá la marcha atrás de Verdejo, que sin el apoyo de Pascual y con Manolo Ocaña de nuevo en el mando ya no desea regresar al club.

Manolo Ocaña indicó que contaba con el permiso de Verdejo y su abogado para darle la baja a Borrallo, algo que desmintió Manolo Pascual. El propio Verdejo dejó sin valor esa afirmación del todavía presidente, afirmando que él no es nadie para tomar una decisión que afecte al club.

La determinación de prescindor del lateral zurdo podría desencadenar una desbandada en el club, ya que varios jugadores cuentan con ofertas de Segunda B y Tercera para abandonar La Menacha antes del próximo 31 de enero, y al ver que uno de sus compañeros pone punto y final a su periodo como albirrojo podrían presionar a la directiva para disfrutar del mismo derecho.

Manolo Pascual también explicó que Ocaña entregó un cheque a uno de los muchos acreedores que iba a ser destinado para tener cambio en las taquillas para el encuentro que el Algeciras disputará el domingo ante el Águilas entre otras cosas.

De esta manera hoy se presenta un nuevo panorama para el Algeciras. Después de haber retomado sus funciones, es de suponer que Manolo Ocaña vuelva a tomar el control, aunque estos últimos días indicó que no se encuentra con fuerzas para seguir al frente del equipo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios