Algeciras: de aquí para arriba

  • José Antonio Asián dirige al grupo en una primer entrenamiento que se desarrolla en el Nuevo Mirador

  • Iván Turrillo, Tano e Ito, ausentes en una sesión física y con público

El Algeciras Club de Fútbol comenzó ayer a preparar la temporada 2017/2018. José Antonio Asián le dio al botó de encendido y se vieron los primeros esfuerzos a la vuelta de unas vacaciones más cortas para unos que para otros. La primera sesión fue, a diferencia de las últimas pretemporadas, en el Nuevo Mirador. Cuanto antes se habitúen los peloteros a ese estadio, que a veces pesará como una losa y otras le elevará como si fuesen plumas, mejor. Fueron los primeros tenues pasos de un largo recorrido que muchos desean que termine con el regreso algecirista a Segunda división B.

Con puntualidad se cerró la puerta del vestuario local al que accedió el presidente, Ricardo Alfonso Álvarez, que se hizo acompañar de su vicepresidente, Eloy Soler, y el director deportivo, Rafael Mellado, y otros directivos. Junto a él, José Antonio Asián, y el resto del cuerpo técnico. Tras los saludos pertinentes, llegó el momento de las charlas. Bienvenida, suerte y exigencia fueron palabras que resonaron en el cuarto que será la casa de los guerreros albirrojos.

Pasado veinte minutos asomaron los jugadores al verde del estadio algecireño. En la grada, los ojos atentos de una veintena de impacientes algeciristas, muchos ya con camisetas, que no se perdieron los primeros detalles, aunque poco pudo verse y menos conclusiones se pudieron sacar. Ya habrá tiempo. Faltaron tres futbolistas: el capitán Iván Turrillo -por motivos laborales-, Tano -que sufrió una intervención de un quiste hace unas semanas- y el delantero Ito -con permiso-.

El resto puso un estreno a la pretemporada físico, con un buen ambiente y muchas preguntas entre los nuevos y los ya expertos algeciristas. Fue día para conocerse. Los jugadores de campo se situaron detrás de la portería que da a los campos de La Menacha, con Javier Morilla, el preparador físico, dando instrucciones; y los guardametas Jesús Romero, Álvaro Domínguez -a prueba- y Andrés -del filial- trabajaron ya con David Enríquez, el preparador de porteros por segundo año consecutivo. Todo con la atenta supervisión del jefe Asián.

Tras los estiramientos y el primer contacto con el balón, en un ejercicio por parejas, llegaron las temidas vueltas al campo. Diez minutos que se hicieron largos para muchos. Uno de los que ya estuvieron el pasado curso preguntó a uno de los recién llegados si en el equipo de origen se entrenaban los sábados. No. Esta campaña será de cambios, sobre todo para los recién llegados.

Algunos de los que en veranos anteriores debutaban entrenamientos con el primer equipo siendo canteranos, como el caso de Josemi u Oñate, se notaron ya con soltura y trasladaron la timidez a los Manu, Chapa, Andrés, Borja Maderal, Nazif y Alejandro Guti. Todos con ganas.

Decir que el Algeciras 2017/18 empezó a trabajar ayer no es del todo cierto. Otros, especialmente el director deportivo, Rafael Mellado, lleva todo el verano trabajando para confeccionar la plantilla, aún por acabar. Un plantel que puso el punto de inicio. Y de ahí para arriba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios