Los trabajos de campo para regularizar el Castastro comienzan con la toma de fotografías

  • El proceso que realizará la empresa Ofoca afectará a 2.600 fincas, por ampliaciones u omisiones

La delegada municipal de Gestión Tributaria y Catastro, Maite Corrales, informó ayer que han comenzado los trabajos de campo de regularización del catastro. Estos trabajos están a cargo de la empresa Ofoca, a la que la Sociedad Estatal de Gestión Inmobiliaria de Patrimonio (Segipsa) ha encomendado esta labor y con un personal debidamente acreditado por el Catastro.

Corrales señaló que "esta empresa hará fotografías a las fachadas de estas viviendas para actualizar el catastro. Por ello pedimos a los vecinos que sin ven a estas personas tirando fotos de sus vivienda que no se alarmen, porque están haciendo un trabajo de actualización para el Catastro".

La edil indicó que la elaboración de este procedimiento por parte de esta delegación municipal para incorporar las fincas urbanas "cuyas alteraciones catastrales por reforma, nueva construcción o ampliaciones que no han sido declaradas por sus propietarios"

Corrales destacó que con este proceso "se pretende regularizar el número de viviendas y adecuarlo en la mayor medida posible a la realidad, que todos tributen en función de los metros construidos". Además, añadió la edil que afectará tanto a las construcciones en suelo urbano como en rústico.

La concejal indicó que este proceso afectará a unas 2.600 fincas, tanto para el alta de las mismas (omisiones), como para ampliaciones no declaradas. Los trabajos concluirán en unos seis meses, a finales de octubre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios