Una trabajadora social valorará a las familias que viven en las prefabricadas

  • El Consistorio quiere reubicar a las más necesitadas en las viviendas sociales en obras

Comentarios 3

El Consejo de Administración de la empresa municipal Urtasa ha acordado la contratación de una trabajadora social para valorar la situación socio-económica de las familias residentes en las prefabricadas, como paso previo necesario para su traslado a algunas de las promociones de viviendas sociales actualmente en progreso.

De esta manera podrá comenzar a cumplirse el compromiso asumido hace unas semanas por la concejal de Vivienda, Juana Garrido, quien manifestó su voluntad de erradicar la infravivienda del municipio, recurriendo para ello a la reubicación de aquellas familias cuya situación económica y social permita soslayar el requisito del sorteo.

El proceso de selección de un trabajador social se abrió el 10 de enero con la recepción de solicitudes. Se presentaron siete candidatos, pero sólo tres cumplían el requisito de la titulación. A estas tres personas se les realizó un examen oral y una prueba escrita. El acuerdo ha sido ya trasladado a la oficina de personal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios