Unas 345 toneladas de corcho se extraerán de la finca Faldas del Rubio

  • La campaña se inicia y recupera la figura del recortador, que se encarga de preparar la corcha

Unas 345 toneladas de corcho se esperan extraer este verano de los alcornoques en la finca Faldas del Rubio, perteneciente al grupo de los montes de Murta, unas labores que comenzaron el pasado miércoles.

La cuadrilla que realiza el trabajo está formada por 12 corcheros, 1 capataz, 4 recogedores, 4 arrieros con 9 mulos y 1 pesador y 1 apuntador en el patio de corchas. Para esta campaña, que se prolongará algo más de dos quincenas, la Delegación municipal de Medio Ambiente se ha propuesto y ha logrado la recuperación de la figura del pajolí, o recortador, que es el miembro de la cuadrilla que se encarga de preparar previamente la pana, o corcha, para facilitar su carga y transporte.

Además, el Ayuntamiento ha realizado tareas de preparación de la finca antes de la campaña.

Tanto de las labores de saca como de la gestión y comercialización de la producción se encarga la Empresa Pública de Gestión Medio Ambiental, Egmasa, en virtud del convenio que el Ayuntamiento suscribió en su día con este organismo dependiente de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para la explotación y aprovechamiento de sus montes públicos. De acuerdo con dicho convenio, para las tareas de descorche Egmasa contrata siempre a personal de la localidad, con una amplia experiencia en el sector.

El municipio es actualmente uno de los mayores productores de corcho de Andalucía y en el ámbito del parque natural Los Alcornocales esta actividad mueve cada año en torno a unos 30 millones de euros. No obstante, en los últimos años ha descendido el precio del corcho en los mercados, unas cantidades que se establecen según subasta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios