El comité y refinería se reunirán para evaluar los parámetros de la huelga

  • El departamento de Recursos Humanos intentará fijar el 12 de febrero los servicios mínimos con los representantes de la plantilla · Cepsa ya ha tramitado la retirada de la denuncia por el corte de la vía

Comentarios 3

El comité de empresa de la refinería Gibraltar-San Roque del Grupo Cepsa anunció ayer que se ha convocado una reunión entre el comité de huelga y el departamento de Recursos Humanos de la petroquímica, para el próximo día 12 del presente mes. En la reunión tienen la intención de consensuar cuáles serán los servicios mínimos que se otorguen ante la huelga convocada del 19 al 28 de febrero hasta las 24.00 horas.

En caso de no llegar a acuerdos será el Ministerio de Industria -como segunda opción- el que conceda los parámetros de la parada laboral, como órgano de mediación entre las partes. En este sentido, hay que recordar que la huelga indefinida que se planificó en noviembre obtuvo los servicios mínimos a través de la última vía citada, aunque el resultado llegó al comité días después de la fecha dictada para el inicio de la misma, por lo que desató las críticas de la plantilla comarcal.

Desde el comité se puntualizó que la decisión de sentarse a negociar los servicios mínimos es un paso más para continuar con la convocatoria, por lo que no se dará marcha atrás. Este paro en el sector también será secundado por los centros de Madrid y Tenerife. La comisión negociadora se reunió el miércoles en la capital con representantes sindicales de todas las refinerías ubicadas en España.

Desde el mes de abril se está negociando el convenio colectivo de los trabajadores, por lo que la larga espera ha incrementado la tensión. Se han realizado numerosas manifestaciones en favor del desbloqueo de la negociación, pero el acto reivindicativo del pasado martes fue el más polémico de todos los registrados. Los representantes de los trabajadores afirmaron no recordar ningún acto represivo tan alarmante como éste. La Guardia Civil cargó en dos ocasiones contra los manifestantes y tres empleados fueron detenidos en la protesta.

Los trabajadores retenidos fueron acusados por desobediencia a la autoridad y por alteración grave del orden público. A pesar de todo, dieron su versión de lo ocurrido en el Juzgado de Instrucción número uno de San Roque durante la mañana del miércoles, estimando que la situación quedara, finalmente, en una "anécdota desagradable".

La tensa situación también quebró la calma de la dirección de la refinería que no dudó en solicitar serenidad. No obstante, la peligrosidad de las cargas policiales llevó al comité a condenar la actuación de la Guardia Civil, además de exigir la dimisión del director de la petroquímica y del subdelegado del Gobierno, considerándoles responsables.

Por otro lado, varios trabajadores se concentraron ayer en la puerta del mitin del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en Algeciras para exigir su derecho a la huelga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios