La reaparición de ETA marca el acto de celebración del Día de la Constitución

Las llamadas a la unidad de los demócratas frente al terrorismo volvieron a sonar ayer en Sevilla tras sumar ETA una nueva víctima a su macabra lista de asesinados. La ministra de Administraciones Públicas, Elena Salgado, tuvo que dar la noticia de la muerte del guardia civil Fernando Trapero en mitad del acto que anualmente organiza la Delegación del Gobierno en Andalucía para conmemorar el Día de la Constitución. Salgado, con la voz entrecortada, aseguró que "el Estado de Derecho va a saber responder a estos asesinatos y honrar a todas las víctimas del terrorismo trabajando con la democracia y en defensa de la Constitución".

La ministra, que se encontraba rodeada de los altos cargos de los cuerpos de seguridad en Andalucía, añadió que "el delirio de una banda asesina no va a poder truncar la convivencia en paz", a la vez que apostó por seguir desarrollando el Estado de las autonomías dentro del marco constitucional.

También hubo palabras de condolencia para los familiares de las víctimas y para los miembros de la Guardia Civil por parte del presidente andaluz, Manuel Chaves. Éste mantuvo que "acabaremos con el terrorismo, porque nada ni nadie podrá doblegar la voluntad de paz y libertad de la nación española". El presidente andaluz sostuvo que "ninguna sociedad puede convivir con el chantaje ni puede construir desde el culto a la muerte".

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón -que realizó su intervención antes de conocerse la muerte de Trapero- insistió en que las familias de las últimas víctimas de ETA y el Cuerpo de la Guardia Civil deben saber que "compartimos su dolor y tristeza y que jamás olvidaremos su sacrificio, como jamás olvidaremos a ninguna de las víctimas del terrorismo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios