La plantilla de Comes acuerda hacer paros de 24 horas a partir de febrero

  • La representación laboral y de la empresa se citan para intentar negociar hoy pero en dos lugares distintos, por lo que no hay garantías de que se produzcan avances

Los empleados de la empresa Transportes Generales Comes acordaron ayer radicalizar sus movilizaciones con paros de 24 horas a partir del próximo mes de febrero para forzar la resolución de su conflicto laboral, situación que se prolonga ya desde hace algo más de un mes.

Los trabajadores votaron en los centros de trabajo de Algeciras, Cádiz y Sevilla si aumentaban la duración de los paros. La propuesta del comité encontró el 86,3 por ciento de respaldo con 126 votos afirmativos; 17 empleados (un 11,64 por ciento) se mostraron en contra, mientras que tres se abstuvieron y siete votos fueron declarados nulos. En total, acudieron a votar 153 personas, dos tercios de la plantilla.

Como consecuencia de esta consulta, el comité de empresa planteará ante las instituciones laborales un nuevo calendario de paros que sería aplicable, en caso de no mediar antes un acuerdo, a partir de febrero, justo en pleno Carnaval de Cádiz.

Mientras tanto, las negociaciones entre ambas partes siguen pendientes de ser retomadas. La representación laboral planteó la celebración de un encuentro hoy en el hotel Atlántico de la capital gaditana, mientras que la empresa manifestó a través de una carta -según el comité- que acudirá a negociar, pero en las instalaciones de la empresa. "Por tanto, no hay garantías de que se vaya a producir un nuevo encuentro, ya que nosotros acudiremos al hotel, ya que fuimos quienes planteamos la reunión", apuntó a este diario Antonio Obregón, miembro del comité de empresa.

La plantilla de Comes exige el pago de las revisiones salariales correspondientes a los años 2005 y 2007 conforme al IPC y amparadas por su convenio colectivo. Esta revisión salarial supone un desembolso estimado de 600.000 euros. El comité de empresa denuncia que la dirección esgrime la circunstancia de que se está en negociación colectiva para no aplicar subidas salariales, a pesar de que el convenio lo permite.

Además, la representación de la plantilla continúa apostando por solucionar los problemas relativos a las largas jornadas laborales y un incremento de salarios de dos puntos más que el IPC para recuperar poder adquisitivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios