Que no pare la fiesta

  • El almuerzo de mujeres en la caseta municipal y la ruta del tapeo a caballo marcan el mañaneo

  • Los jóvenes toman el real al atardecer

El sábado de Feria en San Roque fue la excusa, o más bien la ocasión, para que los grupos de amigos y familias se reunieran en torno a la mesa en las casetas y en los bares del centro.

Más de un centenar de mujeres participó en un almuerzo organizado por la Asociación progresista Carmen Brú que tuvo lugar en la caseta municipal. Además del almuerzo, las asistentes disfrutaron con el baile y los sorteos en un ambiente de amistad. La concejal de Igualdad y Asuntos Sociales, María Teresa Benítez, se sumó a la fiesta junto a sus compañeras del equipo de gobierno Mónica Córdoba y Belén Jiménez. Las tres charlaron con las asistentes así como con la presidenta de Carmen Brú, María Jesús García Illescas, y con otras integrantes de la directiva.

"Agradezco a la asociación que siempre se involucre tanto en todo lo relacionado con la mujer, y además aporte actividades a las que ya están programadas para la Feria", apuntó la edil.

A todas las asistentes, entre las que se contaban numerosas sanroqueñas llegadas de varias barriadas, se les entregó un número para participar en el sorteo de varios productos aportados por distintas empresas del municipio. Además, hubo un reconocimiento a las reinas de la asociación.

Fuera del real, la ruta del tapeo a caballo jalonó la actividad en el centro. Decenas de caballistas pasearon con sus monturas por distintos bares del casco histórico para disfrutar de esta tradición sanroqueña, acompañando a numerosos clientes que optaron por salir de tapas a pie. Después de llenar el estómago, los caballistas se dieron un paseo por el recinto ferial.

Y ya por la tarde-noche, la actividad comenzó con la llegada de los jóvenes, quienes se dejaron ver por las barracas de comida rápida para cenar antes de disfrutar de las atracciones y tómbolas. Las familias también se incorporaron a la fiesta que se prolongó hasta bien entrada la madrugada.

Hoy domingo, la celebración del domingo rociero, a partir del mediodía en el recinto ferial, y el gran espectáculo de fuegos artificiales, a medianoche desde la Alameda, marcarán la última jornada de la Feria Real 2017, que tendrá su epílogo a primera hora del lunes con el encierro del Toro del Aguardiente. Se pondrá así final a unas fiestas muy intensas que comenzaron el martes por la noche con la Coronación de las reinas infantil y juvenil, Nerea Benítez y Ana Espinosa.

En el recinto ferial, las degustaciones de paella y chorizo marcarán la actividad en las casetas, mientras que el baile y el buen ambiente hará el resto para despedir la última jornada de las fiestas. El viento ayudará a suavizar las temperaturas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios