Un nudo urbanístico difícil de desatar

  • Castellar reclama a la Junta ayuda para acatar una sentencia que obliga a devolver 40 hectáreas al ducado de Medinaceli

La cantera de la zona del Chapatal, en Castellar de la Frontera, en 2012 cuando aún estaba activa. La cantera de la zona del Chapatal, en Castellar de la Frontera, en 2012 cuando aún estaba activa.

La cantera de la zona del Chapatal, en Castellar de la Frontera, en 2012 cuando aún estaba activa. / e. fenoy

Comentarios 1

El Ayuntamiento de Castellar de la Frontera reclamó ayer a la Junta de Andalucía mayor implicación y asesoramiento para poder acatar una sentencia del año 2008 que obliga a la entidad local a devolver hasta 40,3 hectáreas de terrenos del delta del Chapatal al ducado de Medinaceli. El alcalde, Juan Casanova (IU), lamenta que la administración regional haya tardado cinco años en responder a una solicitud de colaboración para tratar de resolver el asunto -cuyos primeros antecedentes se remontan a la misma colonización que dio origen al pueblo- y que la respuesta haya sido "poco menos que nos las arreglemos nosotros".

Las 40,3 hectáreas fueron expropiadas en varias fases al ducado de Medinaceli desde los años 70 del siglo pasado por el Estado y la Junta y a continuación cedidos al Ayuntamiento para fines agrícolas y la expansión del municipio.

La sociedad que representa a los intereses del ducado de Medinaceli denunció en su día por entender que en parte de los terrenos se estaban realizando actividades amparadas por el municipio ajenas al fin de la expropiación: una cantera y un campo de tiro que ocupaban 17,6 hectáreas del total. La empresa ganó en los tribunales y desde 2008 cuenta con una sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que reconoce el derecho de reversión de los terrenos, tanto del polígono de tiro como de la cantera. Pero también otras 22,7 hectáreas que el IARA (Instituto Andaluz de Reforma Agraria) acordó revertir en 2002 por una resolución administrativa.

Para cumplir con este mandato hay, principalmente, dos problemas: sobre los terrenos que ocupaba el campo de tiro hoy se levanta un hotel dado que la parcela fue vendida por el Ayuntamiento y tampoco hay una cartografía clara de la superficie expropiada porque en su día no se realizó un deslinde.

El Ayuntamiento de Castellar solicitó en 2012 a la Consejería de Agricultura asesoramiento para afrontar la situación. Básicamente, ayuda para levantar el acta de apeo de la superficie que se tiene que revertir al ducado. "El suelo se ha disgregado en todos estos años. Parte fue vendido por el anterior gobierno municipal socialista para financiar al Ayuntamiento con operaciones como la del hotel. En otros casos se han levantado viviendas. La empresa del ducado ya nos pedía en 2012 unos 7 millones de euros para compensar por los terrenos que no pudieran devolverse por estar ocupados o vendidos. Para un pueblo como Castellar eso sería ruinoso", detalló el alcalde. El regidor sostuvo que la Junta "se ha desentendido del asunto". "Ha tardado cinco años en enviarnos un informe en el que nos dicen lo que ya sabíamos. Que hay que devolver el suelo y que nos apañemos", criticó Casanova.

La resolución de la Junta llegada el lunes al Ayuntamiento requiere a la entidad local a revertir los terrenos al ducado o a indemnizar por los que no pueda entregar, si bien encomienda a la entidad local "la depuración fáctica y jurídica de los terrenos, así como a determinar la posible devolución in natura de los mismos o su declaración de imposibilidad y abono de la indemnización".

La superficie de la cantera se puede retornar sin mayores problemas dado que no hay construcciones, pero el alcalde reclama ayuda para poder asumir lo relativo a los deslindes de las fincas para poder afinar al máximo.

Por lo pronto, Casanova ha solicitado una reunión con la empresa para tratar de empezar a resolver un problema urbanístico que tardará tiempo en poder quedar totalmente cerrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios