El módulo ilegal para una escuela de kite en Bolonia es retirado

  • La estructura no tenía autorización y se decretó su derribo

  • En Los Lances otras dos instalaciones han sido reubicadas

El módulo instalado en Bolonia cuando estaba siendo retirado por carecer de los permisos necesarios. El módulo instalado en Bolonia cuando estaba siendo retirado por carecer de los permisos necesarios.

El módulo instalado en Bolonia cuando estaba siendo retirado por carecer de los permisos necesarios. / e. s.

El módulo para una escuela de kitesurf instalado en la playa de Bolonia sin autorización ya ha sido retirado. La existencia de esta estructura fue denunciada por el grupo ecologista Agaden en mayo. La dirección del parque natural de El Estrecho contestó en un escrito a los ecologistas que este módulo carecía de permisos y que sobre él pesaba una orden de derribo. Días después, la estructura fue desmontada atendiendo a la citada orden.

Agaden también hizo público su rechazo a la ubicación de dos módulos, para otras dos escuelas, en la playa de Los Lances Norte. Aunque como ya se dijo en su día estas estructuras están incluidas en el plan de playas, no habían sido colocadas en el espacio fijado por el plan municipal.

La dirección del parque ha afirmado que se trató de un error humano y que fue subsanado después de ponerlo en conocimiento de los técnicos municipales. Agentes del medio ambiente de la consejería y técnicos municipales han celebrado un encuentro recientemente para coordinar estas acciones que no son propias de la dirección del parque, pero que afectan a su territorio. Los responsables de la Junta señalan que el Ayuntamiento de Tarifa ha autorizado hasta un total de diez módulos de este tipo -de 4x5 metros y 2,5 metros de alto- y que por tanto lo que hay que hacer es controlar que sean instalados en los lugares especificados en el plan de playas tarifeño. No obstante, este error de ubicación no ha provocado ningún daño al sistema dunar de la zona.

Los responsables del parque agradecen la labor que realizan los ecologistas, que advierten e informan de las posibles irregularidades que se están cometiendo en los límites del espacio natural protegido.

En su denuncia del pasado mes de mayo, los ecologistas exigían una mayor coordinación entre las administraciones que son competentes en el parque del Estrecho para evitar que se produzcan situaciones como las descritas. Agaden cree que estas irregularidades podrían reducirse o frenarse si la Consejería de Medio Ambiente dispusiera de más personas para llevar a cabo las labores de vigilancia y control necesarias para que se cumpla la normativa vigente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios