Las lluvias provocan cortes continuos en el suministro eléctrico de la ciudad

  • Sevillana-Endesa apunta que la causa es la avería de un particular, pero que en cualquier caso, afecta un minuto al 95 por ciento de los usuarios y una hora al resto · Los ciudadanos muestran su malestar

No es de extrañar, aunque nunca se sepa a ciencia cierta a qué obedece la casualidad de que cuando caen las primeras lluvias, en el municipio se sufran numerosos y en ocasiones interminables cortes en el suministro eléctrico.

En el día de ayer, ocurrió lo de otras tantas veces, y desde la madrugada hasta las 12 del mediodía de ayer, los tarifeños, sus negocios y sus hogares tuvieron que aguantar de nuevo los referidos cortes de luz, de lo que parece ser algo cotidiano e incluso justificado. Sin embargo, la realidad es bien distinta y los ciudadanos, muchos de los cuales se dirigieron a este diario, manifestaron su malestar ante tal situación.

Los cortes del fluido eléctrico comenzaron a producirse de madrugada, aunque como es lógico, durante ese intervalo de tiempo, su incidencia es menor, o parece menor.

Sin embargo, a partir de las nueve de la mañana, cuando da comienzo la actividad comercial, empresarial y laboral, la incidencia de la interrupción del suministro adquiere tintes insoportables y perjudiciales.

Y eso es lo que precisamente ocurrió en la mañana de ayer en buena parte del municipio, sobre todo en el casco antiguo. Así desde las nueve de la mañana hasta al menos las doce del mediodía la ida y venida del suministro fue una constante y durante ese espacio de tiempo, al menos se fue la luz durante una docena de veces.

Desde Sevillana-Endesa, la compañía suministradora de energía, se declaró que el corte del suministro se produjo como consecuencia de una avería en un particular que derivó hacia una avería de mayor dimensión, pero que en cualquier caso, fue de un escaso minuto para el 95 por ciento de los usuarios y de algo menos de una hora para un cinco por ciento de los mismos.

Lo cierto es que durante al menos tres horas, los cortes de escasos segundos se sucedieron como si se tratara de lo más normal del mundo, aunque como muchos tarifeños manifestaron a este periódico, impidió en normal desarrollo de sus actividades laborales o comerciales.

Y es que desde impedir la realización de alguna actividad bancaria, hasta el impedimento de trabajar de cara a un ordenador, pasando por otras tantas actividades donde necesariamente se necesita continuidad eléctrica, la mañana de ayer, fue todo un desastre motivada una vez más por los constantes cortes de luz.

A ello hay que sumar los constantes cambios de la tensión del suministro, lo que suele ocasionar graves y en ocasiones irreparables daños a muchos de los electrodomésticos y aparatos eléctricos. Al menos como decía uno de los vecinos que expresaron sus quejas en el día de ayer, "al menos el agua tan necesaria, ha venido muy bien para el campo".

Y es que la situación resulta más sangrante para parte de los vecinos que mostraron ante este diario airadas quejas por darse la circunstancia de que Tarifa es uno de los municipios que contribuye a la generación de energía en el conjunto de la comarca, junto con Los Barrios y San Roque. La actividad eólica y el transporte del suministro hacia Marruecos son cuestiones que surgen en la mente de los usuarios cuando no pueden hacerse un café o calentar el almuerzo en las cocinas que tiempo atrás eliminaron el butano.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios