Simon Manley. embajador de reino unido en españa

"Tenemos que hallar una solución para que siga el paso por la Verja"

"Tenemos que hallar una solución para que siga el paso por la Verja" "Tenemos que hallar una solución para que siga el paso por la Verja"

"Tenemos que hallar una solución para que siga el paso por la Verja"

-Miles de españoles cruzan a diario la Verja para trabajar en Gibraltar. ¿Van a poder seguir haciéndolo?

-Espero que sí. Los gobiernos británico, español y gibraltareño tenemos en común ese interés. He escuchado con atención las manifestaciones del ministro español de Exteriores, el señor Dastis, y comparto con él la preocupación sobre el futuro de los trabajadores que viven en el Campo de Gibraltar y trabajan en Gibraltar. Tenemos que hallar una solución porque el intercambio comercial, social y cultural entre uno y otro lado es fundamental para todos los ciudadanos de la zona.

-¿Puede ser un obstáculo que España haya vetado la participación de Gibraltar en la negociación?

-No, porque el gobierno británico y el gibraltareño compartimos posiciones y hablamos de forma continua. Hay una relación estrecha con el señor Picardo y sus colaboradores.

-El rey Felipe, en su discurso ante el Parlamento británico, instó a buscar "fórmulas satisfactorias para todos" en el contencioso de Gibraltar. Tres décadas antes, Juan Carlos I aludió al Peñón como una "reliquia colonial". De hecho, la ONU sigue considerando a Gibraltar como una colonia. ¿Hay margen de negociación?

-España y Reino Unido tienen posiciones distintas sobre la soberanía. Nosotros no vamos a negociar un acuerdo por el cual Gibraltar pase a estar bajo la soberanía de otro estado. No vamos a ir en contra de la voluntad de pueblo de Gibraltar, pero hay cuestiones prácticas que estamos dispuestos a discutir.

-¿La relación con Dastis es distinta a la que había con su antecesor, García Margallo?

-Hay diferencias de estilo. Hay una relación buenísima con el Gobierno español, especialmente con Dastis y su equipo. Trabajamos juntos en muchos asuntos.

-En tiempos del ministro Moratinos se dieron pasos en otro sentido, con los acuerdos de Córdoba entre España, Reino Unido y Gibraltar. ¿Es para ustedes una senda a recuperar?

-Era una buena senda y, si pudiéramos elegir, volveríamos a ella. Pero tenemos que respetar las decisiones de cada uno. Lo importante es que hablamos, trabajamos juntos, sea a nivel de entrada y salida de Gibraltar como en temas de seguridad en la lucha contra el yihadismo, el narcotráfico y el contrabando de tabaco.

-¿Qué se puede hacer para mejorar esas relaciones, para superar verjas?

-Hay un trabajo que ya está en marcha, de cooperación entre las fuerzas de seguridad, y hay un reto importante a nivel económico, social y cultural de intercambios y de relaciones entre Gibraltar y toda la comarca del Campo de Gibraltar. Espero que podamos trabajar en una agenda común a partir de los meses próximos.

-¿Cómo observan ustedes lo que está sucediendo en Cataluña?

-La posición de Reino Unido, como la de Francia, Alemania y otros estados europeos es que tienen que respetarse el Estado de Derecho, las leyes y la Constitución, en España y en todos los países. La UE es en sí misma un Estado de Derecho.

-¿No hay similitudes con Escocia?

-Es un caso distinto.

-Allí sí hubo un referéndum por la independencia.

-Hubo un referéndum aprobado por el Parlamento británico de acuerdo a las leyes británicas. En cualquier caso, la historia de nuestro país es muy distinta. Somos el Reino Unido de Gran Bretaña, que lo componen el estado de Inglaterra, Gales y Escocia, más Irlanda del Norte. Es un país formado por un acuerdo entre estados.

-¿Peligra el futuro de empresas británicas en Cataluña?

-Tenemos un nivel de inversión importante en Cataluña. De momento, ninguna me ha mostrado su preocupación por la situación política, pero todos estamos atentos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios