Conflicto de la estiba

La estiba logra seis meses más para negociar la reconversión del sector

  • El plazo contará desde la aprobación del Real Decreto con las ayudas para las prejubilaciones

Dos estibadores del Puerto de Algeciras. Dos estibadores del Puerto de Algeciras.

Dos estibadores del Puerto de Algeciras. / e. fenoy

El Gobierno ampliará en seis meses el plazo para que el sector de la estiba pueda seguir negociando el nuevo convenio marco y la transición a la normativa que entró en vigor hace ahora justo un año -tal y como pedían los sindicatos y la patronal- para paliar la demora que arrastra la aprobación del Real Decreto para desarrollar el Decreto Ley de reforma del sector.

Desde la entrada en vigor de la liberalización de la estiba había un plazo de un año para la adaptación de los convenios sectoriales. Para ello resultaba necesario contar con el reglamento de desarrollo de la reforma de la estiba para abordar cuestiones como las ayudas a la prejubilación o los nuevos certificados de profesionalidad.

Los sindicatos de los estibadores, que la semana pasada anunciaron su intención de convocar movilizaciones si no se desbloqueaba la situación, se reunieron ayer con el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, y el director general de Empleo, Xavier Thibault, para buscar una solución a la situación de incertidumbre en los puertos generada ante la caducidad del plazo para la negociación colectiva contemplada en la reforma de la estiba.

Gómez-Pomar explicó que el próximo miércoles se va a presentar en la Comisión de Fomento del Congreso una enmienda transaccional a la Ley de Presupuestos para ampliar en seis meses el plazo de negociación. Este plazo comenzará a contar a partir de la entrada en vigor del Real Decreto, algo que el Gobierno espera para finales de junio. Para Gómez-Pomar, de esta forma las partes podrán negociar "sin la presión de un plazo que se agotaba".

Los representantes de los estibadores saludaron la fórmula acordada porque les concede el plazo de negociación que venían demandando. Para las centrales, les ayuda a restablecer un estado de armonía en las negociaciones y también en las relaciones con el propio ministerio.

Con este acuerdo, desaparece la posibilidad de movilizaciones que se cernía sobre los puertos españoles, ya que los sindicatos no presentarán el preaviso de huelga que tenían previsto hacer efectivo en estos días, enfatizó el coordinador general de la Coordinadora, Antolín Goya.

El secretario de Estado justificó la demora en la aprobación del real decreto por la complejidad que entraña y agregó que de su contenido había que dar cuenta a la Comisión Europea (CE) y, además, tiene una tramitación interna en la que intervienen todos los departamentos ministeriales y diferentes instituciones.Antolín Goya valoró que el retraso en la aprobación del Real Decreto había colocado a los estibadores en una posición de "incertidumbre y una cierta debilidad de cara a la negociación", ahora superada por este pacto."La fórmula acordada hoy ayudará mucho al sector ya que potenciará el ambiente de negociación que los puertos necesitan en estos momentos para poder consolidar todo el trabajo que se viene realizando en los últimos tiempos", dijo Goya.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios