Los empleados de Comes secundan hoy la segunda jornada de huelga

  • Los sindicatos lamentan que la empresa se haya tomado "el puente como respiro para no finalizar el conflicto" · Los trabajadores de la compañía de autobuses Portillo convocan protestas desde el día 21

Los trabajadores de Transportes Generales Comes están hoy llamados a la segunda parada dentro de la convocatoria de huelga "para erradicar por convenio la inseguridad laboral, que afecta también a los ciudadanos, pues las jornadas laborales al volante rebasan incluso las 12 horas", denuncian en un comunicado. Los sindicatos lamentaron ayer que la empresa se haya tomado "el puente como respiro para no finalizar el conflicto".

La protesta de hoy comprende dos paros de tres horas cada uno, el primero será a las 9.00 horas y el segundo a las 18.00 horas. Los trabajadores hicieron ayer un llamamiento a los vecinos para no coger el autobús hoy para evitar "quedarse plantados en la provincia". La plantilla también prevé paros - en diferentes horarios- para los días 10, 14, 17, 21, 24, 28 y 31 de este mes.

Los empleados exigen que el cómputo de la jornada mínima pase a ser de seis horas y la máxima de nueve y erradicar los tres cortes de jornadas que tienen a diario. También el cobro para toda la plantilla de un plus, que ahora sólo perciben aquellos con contrato fijo de más antigüedad.

Por su parte, unos 600 trabajadores de la empresa de transporte Portillo están convocados a una huelga que dará comienzo el próximo viernes día 21 cuando harán una parada de 24 horas para protestar por "la desidia generalizada que viene mostrando la empresa, que genera inseguridad a los trabajadores, vulnera las normas laborales y ofrece un mal servicio a los usuarios". El presidente del comité de empresa, José Bautista, explicó ayer a este diario que tras dicha parada, en la que no se prevén concentraciones, están convocados a nuevos paros todos los viernes con carácter indefinido.

Los autobuses de Portillo enlazan la comarca con Málaga, Jaén y Granada, en recorridos directos o en ruta. Son muchos los ciudadanos que hacen uso de este medio de transporte que, sobre todo, afecta al elevado número de jóvenes que cursan sus estudios universitarios en dichas ciudades y que suelen regresar a casa los viernes coincidiendo con el fin de semana. Además, el día 21 de diciembre coincide también con el inicio de las vacaciones de Navidad para muchos de ellos.

Bautista dijo ayer que su principal problema es la inseguridad que sufren en la línea entre Málaga y Benalmádena en la que incluso "ha habido agresiones". Otras denuncias de los empleados están relacionadas con el incumplimiento de los cuadrantes de servicio y se suprimen "indiscriminadamente" los descansos, no se cumple el convenio colectivo relativo a la promoción interna y falta personal responsable los fines de semana y días festivos. Protestan también por la falta de limpieza e higiene en los vehículos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios