Los ecologistas afirman que el buque está expulsando restos de chatarra

  • Antonio Muñoz solicita a Caruana que envíe a buzos para comprobar cómo está el barco

La asociación Verdemar-Ecologistas en Acción en Cádiz reclamó ayer al ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, que deje de criticarlos a ellos y a los medios de comunicación de la comarca, y que elabore un informe en el que salga a la luz la contaminación por chatarra que, a su entender, sufren las aguas del Estrecho por culpa del hundimiento parcial del chatarrero New Flame.

En declaraciones a los periodistas, el portavoz de los ecologistas, Antonio Muñoz, precisó que el tramo del New Flame que se encuentra hundido, a la altura de la segunda o tercera bodega, y que se corresponde con unos cien metros de la longitud completa de la embarcación, está expulsando restos de chatarra a los fondos marinos.

Muñoz concretó que el barco se ha hundido algo más en las últimas horas y que, como consecuencia del temporal que se registra en la costa del Estrecho desde hace varios días, los residuos se están dispersando por las aguas de la zona. Por ello, Muñoz instó al primer ministro gibraltareño a enviar un equipo submarino con buzos especializados para que comprueben cómo se encuentra el lugar tras el encallamiento del New Flame, que se produjo el pasado 12 de agosto tras colisionar con el petrolero Torm Gertrud'.

Los ecologistas de Ceuta también alertaron ayer de los peligros del vertido al mar de combustible y otro tipo de sustancias del barco chatarrero New Flame. Fuentes del colectivo ecologista ceutí señalaron que el fuerte temporal de levante, que dura ya unos días, ha motivado que el barco esté en unas condiciones muy deficientes, que pueden favorecer el vertido de fuel y otro tipo de sustancias al mar.

Los defensores del medio ambiente han argumentado que cuando se produjo la colisión ya alertaron sobre la delicada situación de este barco, cuyas labores de reflote provocaron un trastorno en la línea marítima Ceuta-Algeciras debido a que las embarcaciones de alta velocidad tuvieron que extremar la velocidad. Los ecologistas de Ceuta estiman que las autoridades competentes deben adoptar medidas debido al denso tráfico de barcos por el Estrecho, estimado en más de 85.000 buques al año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios