El concurso de enganches y caballos de 5mentario depara un intenso día de feria

  • Vecinos y visitantes aprovechan las últimas horas de fiesta mientras los devotos de la Patrona acuden a ofrecerle flores. Las imágenes de la Virgen de la Luz y San Isidro procesionan hoy por el casco histórico

La feria de día, que caseteros y feriantes intentan potenciar a la par de la feria de noche, en una comunión que la crisis económica se está encargando de no conciliarlas, sí triunfó de nuevo en la jornada de ayer al reclamo del V Concurso de Enganches y Caballos que organizó la caseta 5Mentario.

Programado para la una de la tarde, tuvo aún que pasar un par de horas para que el Real experimentara una notable presencia de equinos y de carretas, para hacer bueno el reclamo de la caseta más animada de la feria. Un título que 5Mentario viene ostentando desde hace más de una década y que ayer volvió a demostrar al reclamo de su concurso.

La feria vivió una intensa jornada diurna de la que se favorecieron la mayoría de las casetas. Muchos guiris, con cámara en la mano inmortalizando la presencia de caballos y carromatos en un Real que da los últimos estertores a base de manzanilla, fino, rebujitos y viandas.

La Feria de 2011 ha estado marcado también por la prohibición de fumar en lugares públicos lo que ha obligado a las casetas a agudizar el ingenio y habilitar porches en los que permitir a los socios "más viciosos" a poder ejercitar el derecho a fumar sin perjudicar a los demás. 5Mentario por ejemplo ha habilitado hasta cuatro zonas para que socios e invitados pudiesen fumar. El resto de casetas, se han conformado, la mayoría, con habilitar un porche de entrada donde mezclar alcoholes y humos. Con todo, ha habido quién la norma se la ha pasado "por el forro" y los destellos de la combustión de puros y cigarrillos han sido más que evidentes.

Por la noche, no fueron menos quienes después de haber cumplido con la tradición de la ofrenda floral a la Patrona, acudieron hasta la feria para, algunos despedirse hasta el año que viene, y los más partibles hasta la jornada de hoy, que pondrá punto y final a nueve intensos días de feria. Para muchos una cantidad desorbitada de días de fiestas y juerga. Para otros, los feriantes, demasiados días, sin traducción en beneficio económico.

Sea como fuese, desde que el recuerdo se diluye en una espesa nube de la memoria, la feria de Tarifa se vive con intensidad y buen ambiente. Salvo alguna pelea y altercado, sin desagradables noticias. Solo el haber disfrutado de unos días que ponen un dorado epílogo a un verano que agoniza.

Hoy domingo la imagen de la Patrona y San Isidro Labrador, recorrerán las calles del casco histórico, recordando el propio génesis de esta fiesta. Será una solemne procesión en la que la Patrona vestida con su verde manto repartirá bendiciones por las calles ante una multitud enfervorecida, que cada año renueva su admiración y respeto a la Patrona de los tarifeños en un ejercicio social donde se mezcla la fe y la necesidad de pasarlo bien.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios