El comité convoca una huelga desde el 19 al 28 de febrero en la refinería

  • Los representantes de la plantilla solicitan una reunión con la dirección para estudiar los servicios mínimos · Exigen que se depure la responsabilidad por el peligro ante las cargas de la Guardia Civil

Comentarios 13

El comité de empresa de la refinería Gibraltar-San Roque del Grupo Cepsa anunció ayer la convocatoria de una huelga que arrancará el 19 de febrero a las 24.00 horas para finalizar el día 28 a la misma hora. En total serían diez días de parada laboral -a la espera de los servicios mínimos que les concedan- para desbloquear la negociación del convenio colectivo de la compañía.

Este paro en el sector será secundado por las industrias petroquímicas de Madrid y Tenerife. La comisión negociadora se reunió el miércoles en Madrid con representantes sindicales de todos los centros. Por mayoría se aprobó realizar la huelga, así que se iniciaron los trámites para solicitar los permisos.

Los representantes de los trabajadores, tras la decisión tomada, intentaron ponerse en contacto con la dirección de la empresa para evaluar los servicios mínimos que se otorgarán. Sin embargo, según reconocieron, les comunicaron que no estaban en condiciones de reunirse aún. El comité subrayó que puede tratarse de un intento de prorrogar el acto reivindicativo. Estas condiciones que exigen pueden consensuarse con la empresa, o en caso contrario, el Ministerio de Industria será quien fije los parámetros del oficio en los días de parada laboral.

El comité hizo hincapié en que se tienen que depurar las responsabilidades y señaló directamente a la empresa por lo que ocurrió el pasado martes. Exigieron una mayor seguridad, puesto que las cargas de la Guardia Civil se produjeron en zonas en las que se tiene que tener un especial cuidado. El primer "acto represivo" se produjo junto a un cargadero de butano, según el comité, lo que desde la plantilla se condenó ya que podrían haber motivado cualquier problema mayor.

En los próximos días comunicarán, con más detalle, los puntos específicos que motivan los actos reivindicativos. Hay que recordar que desde el mes de abril de 2007 se está negociando el convenio de los trabajadores, por lo que la larga espera ha motivado más la protesta de la plantilla, que no concibe cómo no se tiene todavía un acuerdo firmado.

Los tres detenidos en la concentración por el desbloqueo de la negociación ya prestaron declaración en el Juzgado de Instrucción número uno de San Roque. Fueron acusados por desobediencia a la autoridad y por alteración grave del orden público. A pesar de todo, dieron su versión de lo ocurrido estimando que la situación quede, finalmente, en una "anécdota desagradable". Más de un centenar de trabajadores respaldaron a los compañeros en la intervención judicial.

Esta situación ha quebrado más si cabe el ambiente entre la dirección y los empleados. En el mes de noviembre se firmó en Sevilla un preacuerdo con la intención de continuar la negociación, pero el paso del tiempo no motivó ningún avance. Este principio de acuerdo evitó una huelga indefinida que apoyaba la mayor parte de la plantilla de la fábrica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios