Unos cazadores deciden limpiar una zona del parque natural del Estrecho

  • El colectivo retira más de cien sacos de basura que se ha acumulado durante años entre Bolonia y Punta Paloma · El presidente de la sociedad lamenta el escaso control de las autoridades en la zona

Comentarios 2

Unos 30 cazadores de la Sociedad El Águila Imperial, con sede en la carretera de El Cobre en Algeciras, se lanzaron ayer de forma altruista a limpiar la suciedad acumulada en la zona conocida como El Chaparral, en pleno parque natural del Estrecho. Retiraron unos 150 sacos de basura.

El presidente del colectivo, Francisco Cote, explicó que conoce muy bien la zona pues su coto de caza está situado entre Bolonia y Punta Paloma. "No queremos que se sienta herido nadie con esta decisión pero hemos retirado la basura acumulada en la que nadie parece haber reparado", dijo.

Asimismo, Cote comparó los permisos que les exigen al colectivo para ejercer la cacería y el poco cuidado que otros muchos tienen cuando hacen uso del parque. "Hay gente que vive ahí mucho tiempo. Siento que no tengan otro sitio donde estar pero lo que no se puede permitir es la cantidad de basura que acumulan ellos y otros que no respetan el medio natural", argumentó. En la campaña de limpieza del parque natural del Estrecho participaron además de los cazadores, miembros de la asociación de vecinos de Bolonia, con su presidente, Francisco Moya, a la cabeza, y amigos.

Las labores no fueron fáciles ya que desde donde está localizada la basura a la carretera hay un extenso recorrido. Además, precisó Cote, fue difícil localizar la basura y no está permitido que un coche o camión acceda a la zona. Se valieron de un quad para cargar la basura.

La sociedad de caza algecireña lamentó también la falta de control de los organismos. "Esta labor le corresponde a otros que deberían vigilar la zona para que esto no suceda. Pero lleva años así".

Desde el colectivo han enviado un escrito para informar del asunto a la Delegación de Medio Ambiente de la Junta, que dirige Gemma Araujo y al director del parque natural del Estrecho, Jesús Cabello, pero no han tenido respuesta. Asimismo, Cote ha mantenido contactos con la concejal de Medio Ambiente de Tarifa, Paola Moreno; con el presidente de la junta rectora del parque, Ildefonso Sena; y con el agente de Medio Ambiente, Juan Alcaraz. El presidente de la sociedad agradeció la disponibilidad demostrada por Juan Alcaraz e Ildefonso Sena, que pidieron medios técnicos.

Cote aseguró que la basura que hay reunida bajo los pinos y a pocos metros de la playa podría llenar camiones. "A mí no me importa ni a nadie que haya gente que resida allí. Lo único que molesta es ver tanta porquería", aclaró.

El colectivo incluso reconoció el peligro que puede correr un agente de medio ambiente para controlar todo lo que allí acontece. "Yo denuncié hace tiempo al Seprona dos semilleros de marihuana que había a 30 metros de la playa", desveló.

Cote señaló que recogieron los montones de basura más abultados. "Lo que más pena me da es que esa zona de pinares que pronto cumplirá 50 años no se ha limpiado nunca. La maleza es imposible y si algún día por una negligencia cayera una chispa todo saldría ardiendo", precisó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios