Comarca

Seis ambulancias quedan calcinadas a causa de un incendio intencionado

  • El fuego de originó en la base de SSG, situada en el Cortijo Real, y afectó a otros siete vehículos

Comentarios 3

Seis ambulancias de la empresa SSG, concesionaria del transporte del Servicio Andaluz de Salud (SAS), quedaron totalmente calcinadas en la madrugada del lunes tras un incendio intencionado en su base, situada en el polígono industrial Cortijo Real. Otros siete vehículos quedaron afectados por la explosión de una bombona de oxígeno, cuya onda expansiva incluso provocó la rotura de los cristales del edificio en el que se encuentran las oficinas, situado a unos 50 metros.

El incendio se originó poco antes de las 4:00 y los bomberos estuvieron en el lugar hasta pasadas las 6:30. Las cámaras de seguridad de la zona captaron con claridad cómo alguien lanzaba al patio de las instalaciones un objeto incendiario que cayó entre dos ambulancias, que poco después comenzaron a arder. Una de ellas tenía una bombona de oxígeno, que fue la que explotó y causó una onda expansiva. En ese momento había tres trabajadores de la empresa en las oficinas y se percataron de lo ocurrido tras oír un ruido fuerte. De inmediato avisaron a los bomberos, que nada más llegar controlaron el incendio para evitar que se propagase al resto de vehículos, situados justo enfrente, que sufrieron sobre todo daños en los elementos de plástico (parachoques, luces...). Para ello usaron grandes cantidades de agua y espumógeno por los derrames de combustible.

El servicio de asistencia a los usuarios del SAS se vio afectado durante la mañana porque estas 13 ambulancias no pudieron prestar servicio, pero la empresa echó mano de vehículos de Sevilla, Jerez y Cádiz para poder cubrir la asistencia prevista y a primera hora de la tarde ya estaba totalmente normalizado. Además, contaron con la colaboración de la consejería de Salud para poder reprogramar las consultas previstas a las que los pacientes trasladados no pudieron llegar a tiempo. Con 28 ambulancias, se cubren más de 400 servicios en un día.

Las pérdidas para la empresa se estiman en más de 500.000 euros. Lo más preocupante es que los vehículos no están cubiertos por actos de vandalismo o sabotaje, por lo que la inversión puede considerarse perdida. Dos de las ambulancias apenas tenían tres meses y algunas seis, ya que la SSG firmó el último contrato con el SAS el pasado mes de septiembre y este incluía la provisión de nuevos vehículos.

Los daños causados a la empresa y los perjuicios para usuarios y pacientes pudieron ser mayores, ya que según informó el Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar, en esta base se encuentran todas la ambulancias de transporte programado que cubren la asistencia en la comarca. Además, a unos metros de donde se originó el fuego hay un gran depósito de combustible, pero hasta allí no llegaron las llamas.

La Policía Nacional tiene en su poder desde ayer todas las pruebas y las grabaciones de las cámaras de seguridad para intentar dar con los autores de estos hechos, que recuerdan a los sucedidos hace unos días en Bilbao con el sabotaje de 35 ambulancias, en este caso por un conflicto por un cambio en la concesionaria de este servicio.

La Dirección Gerencia del Área lamentó las molestias derivadas de este incidente, ajeno a la Administración sanitaria y en cuya resolución se trabaja desde la madrugada del lunes. SSG trabaja para normalizar su situación y que los usuarios no noten la falta de vehículos tras la afección a 13 unidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios