Los alcaldes muestran su descontento por la falta de propuestas de Dastis

  • Franco reclama una zona económica especial para La Línea

  • El ministro afirma que se prestará especial atención a esta ciudad

Los alcaldes de los municipios del Campo de Gibraltar mostraron ayer su decepción tras la reunión mantenida con el ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, en la Mancomunidad, por la falta de propuestas concretas.

La reunión se celebró en un clima de cordialidad según todos los presentes, pero una vez finalizada y frente a los medios de comunicación, la situación fue bien distinta. El alcalde de La Línea, Juan Franco, fue el más descontento y aseguró incluso que su equipo de gobierno va analizar qué medidas va a tomar, "porque evidentemente, no nos vamos a quedar quietos". Así, anunció una rueda de prensa para mañana lunes.

El ministro de Exteriores había agradecido antes el talante y el tono de los alcaldes, así como la representación de la Junta de Andalucía -asistió el subdelegado en la comarca, Ángel Gavino-. Dastis mostró su compromiso y el del Gobierno con el Campo de Gibraltar. "Nos preocupa y nos ocupa, nos preocupaba antes y mucho ahora por el Brexit. La atención debe ser permanente, tenemos que hacer todos lo posible por minimizar cualquier efecto negativo que pueda tener", añadió el ministro, quien aseguró a preguntas de los periodistas, que la Verja se va a mantener abierta "y vamos a hacer todo lo posible para que el tránsito sea como es ahora y no tenga impacto negativo en los trabajadores".

Dastis añadió que se ha comprometido con los alcaldes a trasladar su reivindicaciones a los ministros competentes, así como a una próxima visita a la comarca. Indicó que en cuestión de semanas será nombrado un nuevo delegado del Ministerio para Gibraltar y el Campo de Gibraltar. Aseguró además, que se va a trabajar en el seno de la comisión interministerial con el Brexit para seguir con atención la evolución de las negociaciones y su impacto en el Campo de Gibraltar, pero no tiene intención de reunirse con el ministro principal de Gibraltar, Fabian Picardo.

"Quiero intensificar la locución de la manera más franca y directa. Hemos comprobado hoy -por ayer- la contribución del Ministerio de Fomento en materia de carreteras -licitación N-340- y ferrocarril y la situación fiscal y zona franca para crear empleo".

Con respecto a la situación de La Línea, el titular de Exteriores, reconoció que es la ciudad más afectada y por ello se le va a prestar especial atención con medidas como un recinto fiscal y actuaciones de Fomento.

Una vez Dastis abandonó la sede de la Mancomunidad de municipios, el alcalde de La Línea señaló su malestar. "Agradezco tremendamente que venga el ministro y que visitara ayer la ciudad de La Línea, pero viene con las alforjas vacías". El alcalde linense lamentó que no se tenga en cuenta que para La Línea los problemas originados por el Brexit no son una posibilidad, sino una realidad: "Se está produciendo una deslocalización de empresas y me consta que hay familias que se han ido a vivir a puntos como Malta, Lituania o Chipre. Yo esperaba alguna medida, como una zona económica especial para la ciudad con una tributación fiscal para empresas de juego on line, pero es que el asunto de la fiscalidad especial para la zona, ni se ha tratado", apostilló.

Franco añadió que Dastis confirmó en el Foro Joly del pasado viernes que esta fiscalidad no está contemplada en los Presupuestos Generales y no puede ser una ayuda estatal directa porque está prohibida por el artículo 107.1 del Tratado de la Unión Europea. Sin embargo, señaló que no se ha tenido en cuenta que el artículo 107.3 apartado A, dispone que ese tipo de ayudas son factibles cuando se den circunstancias extraordinarias de desempleo, o subdesarrollo económico. "Si hubiera voluntad política se podría dar esta solución, seguiremos insistiendo en esa vía, pero el mismo tratamiento fiscal para todo el Campo de Gibraltar acabaría siendo una ruina para La Línea porque no tenemos espacio. Si no nos dan un tratamiento especial cualquier empresa que quiera instalarse por cuestión de espacio se instalará en municipios aledaños", concluyó.

Los alcaldes de Castellar y Los Barrios, Juan Casanova y Jorge Romero, respectivamente, mostraron su apoyo a Franco. "Es evidente que los pasos que se han ido dando son correctos pero los resultados no son los más adecuados, se va demasiado lento", indicó Casanova.

Romero por su parte, reconoció que todos esperaban más de esta visita. "Han pasado once meses de la visita del anterior ministro de Exteriores y esperemos que en la próxima haya cuestiones materiales, tangibles y podamos palparlas, especialmente en La Línea porque por ahí es donde tienen que empezar", manifestó.

Antes de ello, incluso antes del ministro, el alcalde de San Roque, Juan Carlos Ruiz Boix, -que se quejó de que le apagaron el micro- señaló ante los periodistas que el resultado de la reunión fue insatisfactorio porque no se aportaron propuestas para la comarca. Indicó que desde San Roque se trasladaron actuaciones pendientes como la Algeciras-Bobadilla y un estatuto fiscal especial, entre otros.

José Ignacio Landaluce, alcalde de Algeciras, que había escuchado antes las declaraciones de los regidores, mostró su malestar con esta actitud. "No me ha gustado el tono aquí en los micrófonos porque no es la realidad de ahí dentro", aseguró. Landaluce destacó el trabajo del ministro y de los representantes del Gobierno pero recordó que "aquí tienen que cumplir todos, también la presidenta de la Junta, Susana Díaz, y de la Diputación, Irene García, porque es un compromiso de todos".

El secretario provincial del PP, Antonio Saldaña, contestó horas después al alcalde linense, del que aseguró que "no está a la altura de las circunstancias" por sus criticas a la visita del ministro. Saldaña aclaró que el Gobierno lleva mucho tiempo esperando que el alcalde ponga el suelo para tener una zona franca. "Si Franco pone el suelo, el gobierno pone en funcionamiento la zona franca como se ha comprometido", aseguró.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios