Un acueducto romano sale al descubierto en El Almendral

  • Un incendio en 2012 y la limpieza del Guadiaro han sacado a la luz 14 metros del canal que llevaba el agua a Carteia

Restos del acueducto romano que ha quedado al descubierto en El Almendral. Restos del acueducto romano que ha quedado al descubierto en El Almendral.

Restos del acueducto romano que ha quedado al descubierto en El Almendral. / j. a. garcía rojas

Un tramo de 14 metros de longitud de lo que parece ser un acueducto romano ha quedado al descubierto en la finca sanroqueña de El Almendral. Juan Antonio García Rojas, aficionado a la botánica y a la historia, ha dado a conocer estos restos visibles de la infraestructura que llevaba el agua desde la Sierra del Arca hasta la ciudad de Carteia.

Este hallazgo ha sido localizado en la finca citada, aunque García Rojas conocía su existencia desde hace más de dos décadas. "Una de las veces que entré en la finca para hacer un catálogo botánico de la flora allí existente el guarda me llevó hasta la parte baja y me enseñó el acueducto, que por entonces estaba cubierto de vegetación y a tan solo 150 metros del que apareció en el año 1955 -hallado y fotografiado por el arqueólogo Julio Martínez Santa-Olalla- a escasos 200 metros al borde de la entonces pista militar", explica García Rojas, miembro también del Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG).

Los restos actuales han salido a la luz después de que la finca sufriese un incendio en 2012, lo que ayudó a acabar con la vegetación que lo cubría, y tras la limpieza de las zonas aledañas al río Guadiaro. "La poca arboleda que quedaba fue retirada hace cuatro o cinco meses y fue entonces cuando este tramo visible del acueducto quedó al descubierto", añade el historiador, quien explica que en la estructura se observa claramente el Opus signinum, la mezcla hidráulica que los romanos solían utilizar en estas construcciones, que en este caso se encuentra ubicada a unos 25 metros sobre el nivel del mar.

García Rojas declara que tras la limpieza del cauce ha quedado completamente al aire libre y si ningún tipo de protección. "Parece que el acueducto era soterrado y a unos 300 metros, y de forma paralela al cauce del arroyo, aún se pueden observar los restos del muro de contencion del acueducto en diferentes trozos, algunos de ellos derruidos por los deslizamientos de terrenos que han originado la pérdida de cubierta vegetal", explica.

García Rojas ha hecho público este hallazgo para que sea protegido y de este modo evitar su completa desaparición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios