Vecinos del casco denuncian la falta de previsión municipal en las obras

  • Los taxistas dicen que la situación afecta al servicio y preguntan por qué no han pensado las consecuencias. Los sanroqueños critican la escasez de información

Comentarios 4

Las obras en El Almendral y en la calle Algeciras colapsan el casco de San Roque. Éste es el sentir de los vecinos que, a pesar de reconocer que los trabajos son básicos para el buen funcionamiento de la ciudad, critican la falta de previsión del Ayuntamiento al cortar y dificultar el tráfico al mismo tiempo en varias vías, siendo tan importantes para la entrada y salida de vehículos en el casco urbano.

El problema no sólo afecta a los vecinos, también a trabajadores, como es el caso de los taxistas. Paco es taxista y afirma que tardan "el doble de tiempo en hacer las mismas carreras y muchos más kilómetros. Buscar a un cliente en una zona afectada por las obras impide dar un buen servicio, y así no sólo nos afecta a nosotros, también a los clientes".

El servicio de taxi en el casco tiene unas tarifas fijas, pero Paco reconoce que a la gente no le gusta la forma en la que se han gestionado las obras. La salida para Málaga de noche está perjudicada y una de las salidas para Algeciras está cerrada. Que los máximos damnificados sean ellos molesta al sector. "El Ayuntamiento no cuenta con nosotros para nada, estamos abandonados", dijo. Paco denuncia que "no se hayan parado a pensar que esta situación puede afectar al pueblo. No se puede canalizar el mismo volumen de vehículos por una salida o una sola entrada".

Las obras también perturban a los autobuses que acceden al casco y prestan servicio desde la Alameda. Tienen que sufrir sin remedio el retraso de sus llegadas por la densidad del tráfico que circula en los accesos. Además, que algunas vías pierdan un carril provoca colapsos, sobre todo en las horas puntas de conducción.

Vicente es un vecino que reside en el casco y también está molesto ante la situación. Las dos calles principales que suele usar están cortadas. "Ésta ha sido una obra poco anunciada, ayer me encontré con el problema al recoger a mis hijos del colegio", indicó.

Por otro lado, Mari Carmen, también vecina de la ciudad, dice que no hay información de las calles que cierran al tráfico. "Esto perjudica a la hora de ir a comercios, sin contar la estrechez e inclinación de las calles".

Una situación a la que hay que añadir nuevas obras. El Ayuntamiento anunció ayer que han comenzado los trabajos de reparación de la calle Francisco Tubino. Se trata de la segunda fase de las proyectadas, y se iniciará con la reparación de la calle Médico Augusto Alcaide. Esta fase tiene prevista su conclusión en unos dos meses, y la misma se acomete dado el mal estado en el que se encontraba el pavimento y las canalizaciones de la calle. Las obras tienen un presupuesto superior a los 550.000 euros y un plazo de ejecución de casi un año y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios