Sólo cinco autónomos se acogen al estatuto y contratan a sus hijos

  • Ésta es la principal medida del nuevo marco normativo que regula a este colectivo desde octubre. Cádiz es, con Almería, la provincia donde más han aumentado este año y ya son casi 56.0000

El Estatuto de Autónomos ha sido acogido con tibieza en la provincia. El nuevo marco normativo que regula a este sector profesional desde el pasado 12 de octubre llega al final del año con un parco balance si se toma como referencia su principal novedad: la posibilidad de contratar en el negocio familiar a los hijos menores de 30 años y no independizados. Y es que en estos primeros dos meses de vigencia, sólo cinco autónomos han tomado la iniciativa de contratar a sus descendientes como asalariados y permitirles, de esta manera, tener derecho a nuevas ventajas como la posibilidad de acogerse a subvenciones por contratación que pueden llegar a los 9.000 euros, igual que si se tratara de cualquier asalariado, pero sin cotizar ni, por lo tanto, tener subsidio de desempleo.

Las administraciones de la Seguridad Social que han registrado estas nuevas altas han sido las de El Puerto (3) -da servicio a toda la Bahía y la Costa Noroeste-, Algeciras (1) -Campo de Gibraltar- y Jerez (1) -Marco y Sierra-.

El presidente de la Federación Nacional de Trabajadores Autónomos (ATA), Lorenzo Amor -cordobés afincado en Jerez-, atribuyó esta baja respuesta inicial al escaso conocimiento del estatuto que todavía hay entre estos profesionales. De hecho, Amor explicó que la asociación tiene previsto llevar a cabo una campaña de información sobre el nuevo marco legal que se pondrá en marcha tras las elecciones generales y autonómicas que se celebran el próximo mes de marzo. Con esta divulgación, Amor se mostró convencido de que la contratación de hijos irá en aumento, aunque recordó que además de esta nueva modalidad también se ha mejorado la bonificación para autónomos jóvenes (del 25% al 30% y de doce a quince meses).

La importancia de esta nueva opción laboral es que ayuda a garantizar la continuidad del negocio familiar y, a la postre, la sucesión generacional, uno de los mayores problemas que sufren en la actualidad sectores como el comercio, que se ven abocados a cerrar o traspasar la actividad ante la ausencia de un heredero. Y si el joven prefiere continuar en su condición de autónomo, también puede beneficiarse desde el pasado 12 de octubre de una bonificación del 30% en su cuota (para menores de 30 años en el caso de los hombres y de 35 para las mujeres) durante los 15 primeros meses de actividad.

Además de estas dos novedades, el 1 de enero entran en vigor la obligación de cotizar por incapacidad y otra bonificación para aquellos que estén en ambos regímenes (general y especial o RETA).

Este primer Estatuto del Autónomo pone fin a una larga deuda de la Administración con este colectivo y a una desigualdad mantenida durante 27 años, ya que el Estatuto del Trabajador -asalariado- nació en 1980. Y el comercio es el sector más beneficiado en Cádiz, ya que aglutina a más de un tercio de estos profesionales, en concreto el 36%. Según un estudio del Ministerio de Trabajo, en la provincia había en el momento de la entrada en vigor del Estatuto casi 55.900 autónomos, un 14% de todos los afiliados, aunque 15.150 son familiares o socios del profesional. El perfil más extendido es el de un hombre, español, de entre 40 y 54 años, perteneciente al sector servicios, con más de 5 años de antigüedad en su cotización, sin asalariados en su negocio y sin otra actividad.

Éste es también el modelo común en la Comunidad y el país, pero sí se perciben ciertos aspectos diferenciadores en el colectivo gaditano: la proporción de hombres y mujeres es similar al resto (en torno al 69%- 31%), pero fuera es mayor el peso de los extranjeros (3,8% en Cádiz frente al 5,7% andaluz y el 6,7% español), y mucho menor el de servicios, ya que la preeminencia de Cádiz (77,8%) se reduce al 70,3% en la Comunidad y al 64,7% en España. La clave es que en el conjunto andaluz hay muchos más agricultores (13% frente al 8,3% gaditano) y a nivel nacional la diferencia la pone la construcción, que aporta el 15,2%, seis puntos por encima de la provincia.

Pero si hay una característica especial de estos profesionales en Cádiz es su mayor juventud, con un 39% por debajo de la cuarentena y un 12,8% con menos de un año de antigüedad en este régimen de cotización. Dos cualidades que explican que esta provincia sea, junto a Almería, la que lidere hasta septiembre el crecimiento de autónomos en Andalucía, y lo haga casi en paridad entre hombres y mujeres (52,6% frente a 47,4%). Las localidades que más han tirado han sido Arcos (aumento del 5,5%), La Línea y Jerez, un municipio donde sí se alcanzó la igualdad (50,6% de hombres y 49,4% de mujeres).

La nota negativa de esta renovación es que también empuja hacia abajo su nivel de cotización, determinante para su jubilación. Así, 9,1 de cada diez autónomos gaditanos están acogidos a la modalidad de base reducida o mínima -la máxima se suele alcanzar en los últimos años previos a la jubilación-.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios