San Roque proyecta 19 millones de inversión en obras para 2018

  • El presupuesto municipal crece en 22 millones, hasta los 66, por el rescate del agua y la basura

El Ayuntamiento de San Roque presentó ayer las líneas maestras de su presupuesto para 2018, que asciende a más de 66 millones de euros. Se trata de una cuantía superior en casi 22 millones a las cuentas de este año (45,6 millones) porque incluyen nuevos gastos como los relativos a la gestión de los servicios de aguas y basuras y unas inversiones superiores a los 19 millones, según el gobierno local.

La comisión de Hacienda analizó ayer las cuentas con las que el alcalde, Juan Carlos Ruiz Boix, sostuvo que pretende llevar a cabo los programas, actividades e inversiones de su programa electoral. "Se incluyen las partidas necesarias para recursos humanos e inversiones previstas, con una mejora en las infraestructuras de más de 6 millones de euros", comentó en referencia al rescate del agua y la basura.

Estos servicios se financiarán con las tasas que pagan los ciudadanos, si bien el coste para el Ayuntamiento será menor en un 10% que en la actualidad al no tener que aplicarse el IVA.

Las inversiones, los citados 19 millones, se corresponden con actuaciones que no se han ejecutado en 2017 más las previsiones del remanente de Tesorería de 2016, de más de 15 millones de euros. Entre las obras pendientes de 2017 y las del plan plurianual (correspondientes al citado remanente de Tesorería), el alcalde citó la renovación de las calles Málaga y Almoraima, la construcción de un centro de salud y local social en Torreguadiaro, el recinto ferial de la Estación de San Roque y el parque temático de Puente Mayorga.

El plan de asfaltado de los últimos años se sustituye por plan extraordinario de pintado de edificios municipales (interior y exterior) por 260.000 euros.

También se incrementará en 250.000 euros la partida para trabajos de temporada, lo que la situará en un 1,25 millones y permitirá la contratación temporal de más de 100 personas en situación de desempleo. En cuanto a políticas sociales, Ruiz Boix explicó que aumentarán las partidas de ayuda directa a las familias con mayores problemas, así como la de atención a personas en situación de dependencia.

En cuanto a los ingresos, equilibrado con la partida de los gastos, abundan en la política de rebaja fiscal que permitirá, según el gobierno municipal socialista, rebajar el IBI, el sello del coche y las tasas de cementerios, entre otros conceptos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios