fútbol Arcos CF-UD Los Barrios (0-3) / Algeciras CF-CD Cabecense (1-1) / Real Balompédica Linense-Lorca Deportiva (2-0) / CD San Roque-CD Pozoblanco (0-1)

El Puerto de Algeciras reclama respaldo al Gobierno para crecer

  • Morón evidencia un agravio por la falta de personal de gestión y para la inspección fronteriza de mercancías. La Autoridad Portuaria aboga por que los empresarios abanderen la reclamación del tren a Bobadilla

Comentarios 2

El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras (APBA), Manuel Morón, reclama al Gobierno central un apoyo firme y decidido, con respaldo presupuestario y ejecución real, que permita al primer puerto de España y cuarto de la Unión Europea seguir creciendo.

Tras superar por primera vez en 2016 los 100 millones de toneladas de mercancías y aspirar este año a revalidar la cifra, pese al tortuoso camino en el que se ha movido el sector logístico-portuario durante 2017, el Puerto de Algeciras necesita una conexión ferroviaria adaptada al siglo XXI, más personal administrativo y para la inspección fronteriza, un tendido energético eficiente y un fondeadero que permita dar cobijo al creciente número de escalas de los buques que surcan el Estrecho de Gibraltar.

Parte de estas demandas dependen directamente del Ejecutivo de Madrid, al que Morón pidió ayer abiertamente un mayor compromiso durante su intervención en el desayuno coloquio organizado por el periódico Europa Sur en el Hotel Guadacorte de Los Barrios con el patrocinio de Cajasur. "No estaría de más que alguna vez el Gobierno le echara una mano al Puerto de Algeciras", llegó a decir durante el debate posterior a su conferencia, que moderó Javier Chaparro, director del rotativo del Grupo Joly en el Campo de Gibraltar.

Entre sus muchos mensajes a Madrid, Morón envió un recado expreso al Ministerio de Fomento, que titula Íñigo de la Serna, para que se acelere la modernización del tendido ferroviario entre Algeciras y Bobadilla que goza de doble prioridad concedida por la Unión Europea al ser la cabecera de los corredores Mediterráneo y Atlántico. Se trata de una reclamación que Morón hizo por primera vez en 1999 y que a día de hoy sigue sin estar satisfecha. Con los Presupuestos Generales del Estado para 2018 aún sin concretar, el presidente del Puerto de Algeciras pidió a Fomento un compromiso presupuestario y de ejecución claro que evite al puerto una pérdida de posiciones en el mapa logístico europeo respecto al de Sines, en Portugal, donde ya hay en marcha obras del corredor Atlántico -con el apoyo de España- para unir la dársena lusa con Madrid antes del año 2020.

"Las estrategias políticas vienen en los Presupuestos Generales del Estado. Hablan por sí solos. Si se nos discrimina con la no ejecución de las partidas, ya no es excusa de los presupuestos. Es del Ministerio que los ejecuta. Siempre le toca la china a Algeciras", lamentó Morón. El presidente recordó que el eje del Levante del Corredor Mediterráneo acumula hasta junio de este año 13.500 millones de euros en inversiones, mientras que el trazado a Bobadilla tiene solo en ejecución partidas por 20 millones pese a tratarse de una infraestructura vital para vertebrar Andalucía y España desde el punto de vista del trasiego de mercancías. "Tenemos una ventaja respecto al puerto marroquí de Tánger-Med. Y es estar en Europa. Pero Sines [en Portugal] también lo está. Si se desarrolla antes que nosotros, lo tendremos cada vez más difícil", reconoció Morón en su discurso. "Hasta que no se resuelva, es una obligación insistir", remachó.

Pero también hizo autocrítica respecto de la estrategia seguida hasta el momento por la comarca para lograr la misma complicidad que Fomento dispensa al Levante. Morón abogó por complementar el discurso del agravio comparativo con un estudio que permita poner cifras al potencial del Puerto de Algeciras y del cinturón empresarial de la Asociación de Grandes Industrias, uno de los principales focos de actividad y empleo del país. Su redacción ya está en marcha, desveló, si bien Morón también emplazó a los empresarios a ponerse al frente de la reivindicación. "El Gobierno presta atención a las demandas empresariales", valoró. Minutos antes, los agentes económicos mostraron su compromiso con esta reivindicación. El presidente de la Confederación de Empresarios de Cádiz, Javier Sánchez Rojas, anunció en la presentación del invitado al coloquio la próxima celebración (en febrero) de una concentración empresarial en el Campo de Gibraltar para reclamar el tren.

El ferrocarril fue uno de los puntos estrella de la intervención del presidente del Puerto de Algeciras, pero no el único. Manuel Morón desgranó desde el atril la "compleja realidad" del Puerto de Algeciras a través de doce temas considerados esenciales para su actividad.

Comenzó por los recursos humanos y de nuevo con peticiones a Fomento. Morón evidenció que Algeciras posee mucho menos personal que Valencia y Barcelona, pese a tener mayor actividad.

Algeciras tiene en plantilla 266 trabajadores laborales de convenio frente a 317 de Valencia (un 19% más) o los 388 de Barcelona (un 46% más). Y también está por debajo en el personal fuera de convenio y sin posibilidad de contratar a través de fundaciones o sociedades participadas y con límites al gasto en servicios exteriores. El Puesto de Inspección Fronterizo (PIF), el único del país autorizado para autorizar la importación y exportación de todo tipo de mercancías, también adolece de personal. "Mientras que las partidas inspeccionadas han crecido un 73% en los últimos cinco años, la dotación de técnicos bajó en un 35%", resaltó sobre este servicio vinculado a la administración del Estado.

La estiba llevó a Morón a lanzar otro mensaje al Gobierno por una reforma del sector "por decreto y sin consenso". "Ha sido un cúmulo de despropósitos que nos han hecho perder tráfico y mucho dinero a las empresas. Muchísimo más que la sanción comunitaria", reflexionó. El presidente del Puerto recordó que la negociación sigue a expensas del reglamento de desarrollo y condicionada por el expediente de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia "por haber pactado con el visto bueno del Ministerio de Empleo".Otro mensaje para Fomento llegó al hablar del Llano Amarillo, la explanada utilizada en Algeciras como área de espera de la Operación Paso del Estrecho y que la ciudad reclama para uso cívico. "Es una operación de Estado. Para ceder el Llano a la ciudad, con lo que el Puerto está de acuerdo, hay que desarrollar un área alternativa cuyo proyecto duerme el sueño de los justos. Lo contrario sería una irresponsabilidad", manifestó.

El medio ambiente centró varios puntos. Adujo a esta materia al hablar de la persecución de los malos olores, de las garantías y opciones de participación que tendrá el proceso para diseñar los futuros crecimientos de los muelles y de la revisión en profundidad del estudio para habilitar un nuevo fondeadero. "Apostar por el transporte marítimo es apostar por el medio ambiente. No quiere decir que los gestores portuarios puedan campar a sus anchas", reconoció.

La competencia acecha, apuntó Manuel Morón, por lo que concluyó abogando por la estabilidad, por el mantenimiento de unos costes bajos y, nuevamente, por la mejora del ferrocarril para poder garantizar un futuro con crecimiento para el Puerto de Algeciras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios