Comarca

La Policía Nacional detiene a dos personas con una tonelada de hachís

  • Los agentes descubren en el Zabal un entramado de viviendas conectadas entre sí

El zulo en el que los agentes encontraron 900 kilos de hachís. El zulo en el que los agentes encontraron 900 kilos de hachís.

El zulo en el que los agentes encontraron 900 kilos de hachís. / e. s.

La operación que Policía Nacional llevó a cabo a primera hora del pasado miércoles en el Zabal ante un posible vuelco de droga entre bandas, de la que informó Europa Sur, se saldó con la incautación de 1.050 kilos de hachís y dos detenidos, un padre y su hijo.

La mayor parte del estupefaciente fue localizado en el interior de un zulo ubicado en el huerto trasero de una vivienda en el Zabal. Otros cinco fardos, con un peso de 150 kilos, fueron localizados en el interior de un vehículo que fue abandonado en una gasolinera de las inmediaciones. Hasta el momento han sido detenidas dos personas, un padre y su hijo, que se encargaban de custodiar la droga y de su posterior distribución.

La operación se inició a raíz de una llamada que un vecino de la zona en la que avisó que estaba sufriendo un robo violento en el interior de su domicilio, por lo que rápidamente se desplazaron hasta ese lugar varios indicativos policiales. Una vez allí, los agentes detectaron que en una de las viviendas cercanas, unos individuos estaban introduciendo varios fardos en el interior de una casa. Los implicados se dieron a la fuga al detectar la presencia de los agentes.

Una vez asegurada toda la zona, los policías inspeccionaron la vivienda y localizaron un espacio hueco situado en el huerto trasero, donde hallaron 30 fardos que contenían 900 kilos de hachís. Inmediatamente arrestaron al morador de la vivienda por un delito contra la salud pública. Poco después localizaron un vehículo abandonado en una gasolinera cercana con otros cinco fardos y detuvieron al hijo del guardián, quien se encargaba de la distribución de la droga.

En el Zabal los narcotraficantes suelen ocultar sustancias estupefacientes, por lo que los agentes activaron un operativo policial especializado en la lucha contra la droga y el crimen organizado. Mediante esta investigación, la Policía pudo descubrir un importante entramado de estructuras conexas entre el domicilio en el que se localizaron los fardos de hachís. Por el momento la investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios