La Policía de Gibraltar arresta al marido de la mujer hallada muerta el pasado miércoles

  • El hombre sigue ingresado en estado crítico pero estable en el hospital de San Bernardo, ahora bajo custodia

Entrada a las dependencias de la Policía Real de Gibraltar. Entrada a las dependencias de la Policía Real de Gibraltar.

Entrada a las dependencias de la Policía Real de Gibraltar. / e. s.

La Policía de Gibraltar arrestó ayer al marido de la mujer de 32 años que fue hallada muerta el pasado miércoles como consecuencia de heridas por arma blanca que las autoridades atribuyen a su esposo como principal sospechoso.

Los hechos se produjeron a las 18:35 de la tarde del pasado miércoles, cuando oficiales uniformados de la Policía gibraltareña respondieron al aviso de un incidente grave que había tenido lugar en una vivienda en la zona residencial Apricot Court.

Al llegar a la misma, los agentes encontraron a una mujer de 32 años y a un hombre de 42 con graves heridas de arma blanca. Ambos recibieron tratamiento médico de emergencia en el lugar por los miembros del servicio de ambulancias y fueron posteriormente trasladados al hospital gibraltareño de San Bernardo. La mujer falleció mientras que el hombre permanece ingresado en estado crítico pero estable dentro de la gravedad.

La Policía anunció que el hombre permanecerá a partir de ahora bajo arresto y vigilancia permanente durante su ingreso en el Hospital de San Bernardo.

Las autoridades del Peñón explicaron que se están llevando a cabo las gestiones necesarias para que se pueda realizar una autopisa a los restos mortales de la víctima por parte de un patólogo forense del Ministerio del Interior.

Las autoridades mantienen abierta una línea de teléfono (200 72500) para que los ciudadanos puedan aportar cualquier información, por pequeña que sea, que ayude a esclarecer las causas exactas del suceso.

Los miembros de la División de Protección y Servicios Criminales de la Policía de Gibraltar mantienen abierta la investigación desde la misma tarde del miércoles. No obstante, según detalló entonces el periódico Gibraltar Chronicle, el detective Wayne Tunbridge y el inspector jefe Roy Perez, que supervisan la investigación, repitieron en rueda de prensa que actualmente no buscaban a ninguna persona en relación con el incidente, lo que dirigía las pesquisas hacia el actual detenido.

Los policías explicaron que la fallecida y el herido eran marido y mujer solo cuando los periodistas preguntaron por ello, aunque rechazaron dar el nombre de él.

El de la víctima sí ha trascendido, se llamaba Carolina Elizabeth Lishman. También confirmaron que la pareja tenía hijos, pero no quisieron detallar si habían estado presentes en el incidente. De la misma forma, rechazaron revelar si había habido algún incidente previo de violencia denunciado ante la Policía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios