Comarca

El PP aprueba en el Senado un apoyo al tren sin modelo definido ni presupuesto

  • El PSOE insiste en pedir 1.200 millones frente a los 350 que prevé el Gobierno hasta el año 2021

Varios obreros trabajan sobre las vías del tren. Varios obreros trabajan sobre las vías del tren.

Varios obreros trabajan sobre las vías del tren. / Jorge del águila

El Pleno del Senado aprobó ayer una moción del Partido Popular de apoyo a la renovación del tendido ferroviario entre Algeciras y Bobadilla que no define con concreción el modelo, las características técnicas de la infraestructura ni cuantifica la inversión necesaria para alcanzar el objetivo de que el proyecto esté terminado en 2020, tal y como ordena la Unión Europea.

La moción, defendida por el senador y alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, se limita a "apoyar la decisión del Gobierno de que la mejora y renovación integral de la plataforma y superestructura existente de la línea férrea Algeciras-Bobadilla, principio o final de los Corredores Transeuropeos Mediterráneo y Atlántico, esté ultimada en 2020 y la electrificación en 2021".

El texto no especifica cuánto dinero prevé invertirse para este fin y sólo apela a que Adif cuente con "capacidad presupuestaria" para seguir adjudicando obras. Sólo en la exposición de motivos se asegura que los trenes podrán alcanzar los 160 kilómetros por hora y duplicar la capacidad de la línea, aunque sin aclarar si se logrará mediante una doble vía o con otro sistema similar a los que ya operan en otros tramos del Corredor Mediterráneo.

Landaluce defendió en sus dos turnos de palabra la acción del Gobierno con este proyecto para mejorar la capacidad competitiva del Campo de Gibraltar y, especialmente, del Puerto.

La propuesta salió adelante gracias a la mayoría absoluta del PP en la Cámara Alta, pero también encontró el apoyo de otros grupos. El texto salió adelante por 181 votos a favor, de los que 141 fueron de senadores populares, otros 15 de Unidos Podemos y ocho del Grupo Mixto. Los 63 votos en contra procedieron de 59 senadores socialistas, otros dos de Unidos Podemos y otros tantos del Grupo Mixto.

El PP rechazó la decena de enmiendas del resto de grupos que pedían concretar la iniciativa, principalmente por parte del PSOE, cuyo senador José Caballos volvió a reclamar 1.280 millones de euros hasta 2020 en línea con la moción que tramitó el grupo socialista en abril y que fue tumbada por la mayoría del PP.

Unidos Podemos también propuso un cronograma plurianual para alcanzar esta misma cifra de aquí a 2020, aunque finalmente la mayoría de sus senadores votaron a favor del texto original apelando a que "siempre vamos a estar a favor de que esta línea se desarrolle", según la senadora Maribel Mora.

El PSOE insistió en que la moción no comprometía ninguna cantidad, por lo que calificó el texto de renuncia a un tren de altas prestaciones. "La moción es un golpe de timón que habla de la mejora de la línea pero no del proyecto al que le faltan 1.280 millones de euros", remachó Caballos, quien también afeó el voto favorable de otros senadores "que tendrán que explicar a los andaluces" el sentido de su voto, en clara alusión a Unidos Podemos.

Con esta polarización de las posturas entre PP y PSOE, que ya se anticipó tras el rechazo a la moción socialista hace dos semanas, queda totalmente roto el consenso que sí se logró hace ahora un año, cuando las dos formaciones mayoritarias consensuaron una moción -que finalmente no se tramitó- en la que instaban al Gobierno central a impulsar la obra con "partidas de inversión suficientes hasta 2020". Para los socialistas, aquel acuerdo sí suponía implícitamente alcanzar los 1.280 millones de euros de presupuesto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios