Numerosos objetos impregnados de fuel aparecen en La Concha

  • Los operarios de limpieza recogen entre la tarde del martes y la jornada de ayer 19.340 kilos de restos mezclados con arena y carboncilla · Salvamento Marítimo se mantiene en guardia en la Bahía

Comentarios 26

El mar volvió ayer miércoles a lanzar sobre la arena de la playa de La Concha, en Algeciras, fuel y carboncilla, pero muy especialmente objetos y restos impregnados de esta sustancia negra y viscosa que quedaron esparcidos sobre la arena. Todo ello, presumiblemente procedente del interior del buque New Flame, hundido a una milla de Punta Europa.

El día había amanecido gris y con un fuerte viento, al igual que viene ocurriendo desde hace, al menos, una semana. Un fuerte temporal de levante que azota estos días el Estrecho de Gibraltar y la Bahía de Algeciras, el más fuerte en los últimos cinco años. Ayer, incluso, la fuerza del viento llegó a superar los cien kilómetros a la hora.

El mal tiempo favoreció la llegada a la playa de numerosos objetos: maletas, colchones, maderas, cuerdas, estructuras metálicas, tanques o bidones de plástico, impregnados por esta negra sustancia. Fuentes de la Coordinación del 112, dependiente de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, explicaron a este medio que entre la tarde del martes y la jornada de ayer se habían contabilizado 19.340 kilos, correspondiendo la mayoría de estos a objetos, muchos de ellos de gran tamaño, pero también a restos de fuel, carboncilla y arena. El 112 añadió que desde que se produjera el hundimiento del buque, el pasado domingo, se habían contabilizado 43.380 kilos de residuos.

En la zona, donde permanecía un retén de vigilancia, estuvieron ayer trabajando una treintena de personas. Diez de éstas formaban parte de la cuadrilla aportada por TRAGSA (empresa pública perteneciente al Ministerio de Medio Ambiente), otras nueve pertenecientes al Ayuntamiento de Algeciras, otros seis efectivos del GREA (Grupo de Respuesta de Emergencias de Andalucía), a los que unió personal de Egmasa (empresa pública dependientes de la Consejería de Medio Ambiente).

Además de en La Concha, los trabajadores de limpieza estuvieron inspeccionando la zona de El Chinarral, donde los operarios no pudieron comprobar si había restos o no debido a la situación de la marea. En la playa de Getares, no se observaron restos de importancia, según las mismas fuentes.

Todo ello, mientras los escasos vecinos y personas que utilizaban ayer la playa para pasear o hacer deporte mostraban su malestar por una situación que se repite.

Al mismo tiempo, y mientras se está a la espera de si la empresa de rescate Titan Salvage, contratada por el armador del buque, da a conocer algún tipo de operación de salvamento del buque, Salvamento Marítimo español mantiene en la Bahía un dispositivo especial que fue incrementado el pasado domingo.

Además de los dos remolcadores de altura Miguel de Cervantes y Clara Campoamor, el departamento dependiente del Ministerio de Fomento tiene en activo cuatro embarcaciones de respuesta rápida tipo Salvamar, como la Algeciras, El Puntal, Alcaid y Vega. Estasse turnan aunque permanece en la zona siempre una de ellas. A estas unidades se unen otras tres aéreas, el helicóptero Helimer Andalucía, y los aviones Isabel de Villena, y Serviola 2, éste último con base en Almería.

Asimismo en la zona se mantienen técnicos del servicio de Operaciones Especiales de Salvamento, con base en Sevilla pero también en otros puntos del territorio nacional, así como buzos.

Por otro lado, el capitán Marítimo de Ceuta, Jesús Fernández Lera, aseguró en declaraciones que recoge la agencia Efe, que no existen riesgos de que el vertido del New Flame pueda llegar a las playas de la ciudad ceutí por las corrientes del Estrecho. Fernández Lera consideró ayer que "es imposible por las corrientes de esta zona que llegue el vertido", por lo que no se ha puesto en marcha ningún dispositivo de control.

43

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios