Muere una italiana de 58 años al chocar el turismo en el que viajaba en la N-340

  • El vehículo colisiona frontolateralmente contra un todoterreno cerca del viaducto de Tarifa · Su hijo, conductor del coche, ingresa en estado crítico · El marido y el conductor del otro vehículo, ilesos

Comentarios 32

La Nacional 340 se cobra una nueva víctima. Una mujer de 58 años y nacionalidad italiana falleció en la tarde de ayer como consecuencia de un brutal accidente de tráfico registrado en el kilómetro 87, cerca del viaducto de Tarifa. Su hijo -conductor del turismo en el que viajaba- resultó herido e ingresó estado crítico mientras que su marido, tercer pasajero del coche, quedó ileso. El turismo en el que circulaban en dirección a Tarifa, un Renault Clio, chocó de forma frontolateral contra un todoterreno que rodaba por el carril lento en dirección Algeciras.

La mujer viajaba en el asiento trasero del Renault con matrícula de la provincia italiana de Lecco (CC-230-YC) que, según las primeras hipótesis, derrapó al salir de una curva a derechas y se deslizó de forma oblicua por la calzada pese a que se trata de un tramo con el firme rayado para ganar adherencia. Fruto de este descontrol, el vehículo colisionó de forma frontolateral contra el todoterreno -un Mitsubishi Montero Sport- conducido por un malagueño cuya identidad se corresponde con las iniciales J. A. P. C. y que resultó ileso. El siniestro se registró a las 18:30 horas, aproximadamente, cuando en la zona llovía de forma copiosa.

El conductor del vehículo, el joven, se llevó junto con su madre la peor parte del golpe ya que el morro del todoterreno (con matrícula 2901-DBM) se introdujo con violencia en el flanco derecho a través del pilar central del habitáculo -la parte más débil del coche- quedando totalmente colapsado. Siquiera saltaron los airbag del turismo (sí los del todoterreno). Fue necesaria la presencia de los Bomberos de Tarifa para excarcelar a los accidentados.

El joven y su padre fueron trasladados hasta el hospital Punta de Europa de Algeciras en helicóptero por ser ésta la vía más rápida de acceso al lugar, según fuentes del 112. La Guardia Civil se encargó de ordenar el paso de los vehículos durante las labores de levantamiento del cadáver ya que los coches siniestrados quedaron ocupando un carril y gran parte del adyacente. Se trata del primer accidente mortal en las carreteras del Campo de Gibraltar durante el verano.

Pero no fue el único accidente en la N-340. A las 20:20 un turismo (un Alfa Romero de color gris oscuro) y una furgoneta Mercedes se rozaron y quedaron taponando parte de un carril de la calzada a la altura del kilómetro 92, en una curva cerrada. La cercanía de la Guardia Civil evitó males mayores pese a que los propios conductores arriesgaron su integridad al tratar de advertir al resto de conductores, especialmente a los procedentes de Algeciras, ajenos aún al primer accidente.

Pese a que el mal tiempo lo desaconsejaba, la mayor parte de los conductores circulaba ajeno a las precipitaciones ya que la velocidad de crucero de la vía se acercaba e incluso en ocasiones superaba la indicada por las señales. Este diario fue testigo incluso de un adelantamiento prohibido por parte del conductor de un Peugeot 308 CC (un turismo de tipo convertible) que se saldó sin consecuencias pese a que la maniobra se realizó en una zona carente de visibilidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios