Monchi: "Nuestro modelo de trabajo consiste en acortar el factor suerte"

  • El director general del Sevilla FC participa en las IV Jornadas Culturales Andaluzas

  • Explica el modelo de gestión que ha llevado al equipo y al club a lograr tantos éxitos

Monchi, el director deportivo del Sevilla FC durante su intervención en las Jornadas Culturales Andaluzas. Monchi, el director deportivo del Sevilla FC durante su intervención en las Jornadas Culturales Andaluzas.

Monchi, el director deportivo del Sevilla FC durante su intervención en las Jornadas Culturales Andaluzas. / erasmo fenoy

Ramón Rodríguez Verdejo, más conocido como Monchi, atendió a este diario cuando conducía hacia El Pósito, en Los Barrios, el lugar donde anoche ofreció su ponencia El modelo del Sevilla FC dentro del programa de las IV Jornadas Culturales Andaluzas organizadas por el Ayuntamiento de Los Barrios. Declarado un obseso del trabajo, Monchi se definió como un buen jefe, aunque exigente, y poco adecuado para ser entrenador: "No tengo carácter para entrenar, soy demasiado sentimental. Para ser entrenador hay que ser muy frío".

Pero el tema central de su ponencia fue el modelo de gestión del Sevilla, considerado como único. "Único lo es porque solo hay un club que se llame Sevilla Fútbol Club. Evidentemente tiene paralelismos con otras entidades porque no estamos inventando nada, pero hay una serie de matices que lo hacen más especial. No es exclusivo pero sí es un modelo que hemos ido adaptando con el tiempo, poco a poco, hasta encontrar la fórmula ideal para el crecimiento económico del Sevilla", señaló.

A los andaluces nos falta iniciativa, romper las barreras, porque conocimiento tenemos"

Monchi no llegó a Los Barrios a hablar solo de fútbol, sino de los paralelismos entre la gestión que llevan a cabo en el club y cualquier otra que se plantee en una empresa. "Al final estoy hablando de grupos de trabajo, de planificación, de recursos humanos, de detección de talentos o sinergias... y eso es aplicable a cualquier empresa. Al fin y al cabo nuestro modelo se ha basado en intentar acortar el factor suerte. ¿Y cómo se hace eso? Con trabajo", apostilla Monchi.

La palabra trabajo es una de las más repetidas a lo largo de la entrevista: "Yo podría sentarme en mi despacho, esperar a un agente que me ofrece un jugador y tentar a la suerte, o lo que podría hacer, como hacemos, es toda esa tarea de filtrado que nosotros hacemos con los jugadores. Nuestro modelo de negocio, al no disponer de unos ingresos ordinarios acordes a los rivales con los que el Sevilla pelea, se ve obligado a generar sus plusvalías, y la forma más directa de encontrarlas es comprar jugadores por un precio más o menos lógico y venderlos a un precio más alto. Ese ha sido nuestro objetivo en los últimos 14 años. Pero unido con el éxito deportivo. En el fútbol los números son importantes pero si no van acompañados con logros deportivos no sirven para nada".

Licenciado en Derecho, Monchi afirma que llegó a la dirección general deportiva por casualidad, porque según dijo, "no había otro". A partir de entonces, aplicar la cordura ha sido la receta seguida por el director general, que ahora ejerce de coach impartiendo conferencias sobre liderazgos y gestión de grupos.

"No tengo una fórmula mágica. Solo ir creciendo e ir aprendiendo de mis errores. Eso sí, muy dedicado al trabajo. Nosotros somos unos enfermos del trabajo", manifestó

Enfermedad de la que quizás quiera descansar a tenor de las noticias que se van sucediendo en los diarios deportivos. "No, lo que ocurre es que estamos dándole vueltas pensando si es el momento de un cambio. Llevo 17 años en el puesto de trabajo, con un cansancio y un agotamiento improtantes, con una vinculación con el club más allá de lo profesional. Pese a ello, tampoco tengo nada decidido".

Monchi declaró que el Sevilla ha dejado de ser ese equipo outsider que compraba jugadores, y que ahora los clubes les esperan "con las garras más afiladas".

El sabio de Nervión señaló que su relación con los diferentes entrenadores con los que ha trabajado se ha basado y se basa en una premisa muy importante: "No ser rivales, ser compañeros. Mi tarea es ser un instrumento de ayuda al entrenador y que él vea en mí a un colaborador".

Monchi concluyó la entrevista invitando a los andaluces a quitarse ese adjetivo de ser gente poco válida, porque son muchos los andaluces que triunfan a todos los niveles. "Deberíamos tener más iniciativa, romper las barreras, porque hay mucho conocimiento. Quizás nos falte iniciativa para emprender, pero capacidad tenemos", añadió.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios